Baskonia toma ventaja tras imponerse al Madrid en el primer partido (90-94)

Un gran Baskonia ha sorprendido, en el primer partido del playoff final de la Liga Endesa, al Real Madrid, al que ha derrotado en su pista por 90-94, lo que le permite recuperar el factor cancha tras un igualado partido en el que casi siempre ha llevado la iniciativa en el juego y en el marcador.

naiz|13/06/2018 23:03
Baskonia
Baskonia se lleva el primer punto de la final. (@baskonia)

Ni especulación, ni tanteo. Los dos equipos han iniciado el playoff final a tumba abierta, con dominio del madridista Edy Tavares bajo los aros, sobre todo en ataque, y con el baskonista Janis Timma encabezando la anotación desde el perímetro. El marcador no acababa de decantarse por ningún equipo hasta que Timma ha puesto el 10-14 (min.6). El equipo de Gasteiz empezaba a mostrar sus cartas y a demostrar su fortaleza defensiva.

Pablo Laso, consciente de las dificultades de su equipo para anotar ha decidido ponérselo más difícil al rival y ha comenzado las rotaciones buscando un perfil más defensivo en su cinco en pista. Pese a todo el Madrid cedió el primer parcial por 17-19.

Los dos equipos han redoblado su apuesta defensiva en el segundo acto y han comenzado a saltar chispas en algunos emparejamientos, Timma-Doncic y Rudy-Janning. De nuevo ha sido el equipo alavés el que rompió mínimamente el marcador con un 24-31 (min.16), que ha propiciado un tiempo de Laso para recapitular. El Madrid no acababa de dar con la tecla para dominar el tempo del partido, pero un par de triples de Jaycee Carroll y el trabajo en los minutos finales del capitán Felipe Reyes han sido fundamentales para llegar al descanso con la igualada a 39 en el marcador.

Dos triples lejanos de Johannes Voigtmann han marcado las diferencia en los primeros minutos del tercer cuarto, 43-49 (min.22.45), en los que la clase de Luka Doncic ha comenzado a dar sus primeros destellos. Y ha sido otro triple, de Fabien Causeur, el que ha devuelto la ventaja al Madrid, 50-49 (min.25).

Los dos equipos, ya en modo playoff total, apuraban las opciones en cada jugada, al tiempo que la presión desde las gradas iba descendiendo hacia el parqué. Real Madrid y Baskonia han intercambiado canastas y ventajas por la mínima apurando el tercer cuarto hasta que Rodrigue Beaubois con dos grandes transiciones ha vuelto a dar ventaja a los vascos, 58-64 a falta de 40 segundos, y 58-67 tras un triple de Janning al final. El 5 de 8 en triples del tercer cuarto de los baskonistas ha hecho daño a un Madrid falto de ideas y de contundencia en sus acciones.

El Madrid ha comenzado el cuarto de la verdad contra las cuerdas, con 9 puntos de desventaja y no muy buenas sensaciones en cuanto a fluidez del juego en ataque y de solidez en defensa. Un triple de Carroll ha sido el mejor inicio posible y dos puntos de Rudy Fernández, 5-0 de inicio, han hecho que la situación fuera más llevadera, 63-67 (min.31).

El Madrid no acababa de cuajar en el partido. Faltaba el triple importante de Sergio Llull, entre otras muchas cosas, y ha llegado en el minuto 34, para subir un 70-72 en el marcador. El base menorquín ha abierto la espita de la garra, del pundonor, del trabajo, del esfuerzo y del sufrimiento, porque el equipo gasteiztarra ha seguido dominando, 70-74 (min.35).

Otro triple de Carroll y la réplica de Luca Vildoza han añadido más salsa a un partido sin dueño, 76-77 a falta de tres minutos y medio. Jeffery Taylor con un nuevo triple ha puesto al Madrid a los mandos del partido, 81-79, y ha desatado el ánimo de una grada que ha aumentado los decibelios en la animación, como nunca a lo largo de la temporada.

Con empate a 82 y dos minutos por delante, Laso ha comenzado con los cambios de balonmano con Carroll en ataque y Taylor en defensa. El marcador ha registrado un 84-86 y 48 segundos por delante cuando Gustavo Ayón ha fallado dos tiros libres que, unidos a los dos que si ha anotado a continuación Tornike Shengelia, ha puesto un 84-88 a falta de 23.5 segundos.

El Madrid lo ha intentado, triple imposible de Llull de por medio, pero no ha sido suficiente, ha perdido el partido por 90-94 y de paso el factor cancha.