El Parlamento de Gasteiz pide una ley orgánica que permita la integración de Trebiñu en Araba

Todos los grupos políticos han defendido en el Parlamento de Gasteiz la integración de Trebiñu en Araba, aunque han discrepado sobre los pasos a dar para lograr ese objetivo. Finalmente, ha salido adelante la propuesta de PNV y PSE, que insta a Lakua a crear un grupo de trabajo junto a «todas las instituciones implicadas», para elaborar una propuesta de ley orgánica que permita la integración de Trebiñu en Araba.

NAIZ|GASTEIZ|14/06/2018 11:22|0 commentaires

El pleno de la Cámara ha vuelto a debatir, en este caso a propuesta de EH Bildu, sobre la situación de Trebiñu, enclave ubicado en Araba pero que administrativamente depende de Burgos. 

Los ciudadanos de los dos municipios que conforman el encalve, en las diversas consultas que se han celebrado en torno a esta cuestión, se han mostrado partidarios de integrarse en Araba, aunque todas las iniciativas institucionales llevadas a cabo hasta la fecha para lograr este objetivo han acabado fracasando.

EH Bildu ha planteado una iniciativa en la que proponía instar a los Gobiernos de Lakua, de Castilla y León y español a que «acepten la voluntad libre y democráticamente decidida de la ciudadanía de Trebiñu», sobre la que se afirmaba que «debería ser la única condición para la integración de los municipios de Trebiñu y Argantzun en Araba y para la decisión de su futuro». Esta iniciativa ha sido rechazada con el voto en contra del PNV, el PSE y el PP, mientras que Elkarrekin Podemos se ha abstenido en la votación.

«Aspiraciones legítimas»

En lugar de esta propuesta, se ha aprobado una enmienda del PNV y el PSE, en la que se insta al Gobierno de Lakua a «dar respuesta a las legítimas aspiraciones de los ciudadanos» del enclave, para lo que le piden que cree un grupo de trabajo «con todas la instituciones implicadas», con el fin de elaborar «una propuesta de resolución que incluya una ley orgánica para su aprobación en Cortes Generales».

Dicha ley –se añade en el texto– tendría el objetivo de «modificar los actuales límites territoriales permitiendo la incorporación [de Trebiñu] en el Territorio Histórico de Araba». Esta enmienda ha sido aprobada con la mayoría que suman el PNV y el PSE en el pleno, mientras que EH Bildu ha votado en contra y Elkarrekin Podemos y PP se han abstenido.

En el pleno también se han debatido sendas enmiendas de Elkarrekin Podemos, en la que se pedía la convocatoria de un referéndum «legal y con garantías» en Trebiñu, y del PP, que defendía abordar este asunto «en el marco institucional del diálogo, el respeto estatutario y la colaboración entre Euskadi y Castilla León», aunque ambas han sido rechazadas.

«Oportunidad histórica»

En el transcurso del debate, la parlamentaria de EH Bildu Eva López de Arroyabe ha asegurado que con el cambio de gobierno en el Estado español se abre una «oportunidad histórica» para resolver este conflicto «estancado» atendiendo a la voluntad mayoritaria de los trebiñarras.

Por parte de Elkarrekin Podemos, Edurne García ha considerado «incomprensible» que en 2018 aún se mantenga «anacronismo administrativo», para cuya resolución ha propuesto la convocatoria de «un referéndum completo y aceptado por todos».

El parlamentario del PNV Juan Carlos Ramírez Escudero ha recordado que su grupo defiende la integración en Araba, pero ha considerado que resulta «utópico» plantear que la «única condición» para lograr ese objetivo es atender a la opinión de los trebiñarras, puesto que esta es una cuestión que afecta hasta a cinco niveles institucionales de la CAV, Castilla y León y del propio Estado.

Desde el PSE, Txarli Prieto ha destacado que su grupo «comparte» el objetivo de que Trebiñu forme parte de Araba. No obstante, ha rechazado que en este debate se plantee que la «única legitimidad» a la que hay que atender sea la de los habitantes del enclave, puesto que también hay que tener en cuenta la opinión de las instituciones burgalesas y estatales.

Carmelo Barrio ha recordado que el PP de la CAV también está «a favor» de que Trebiñu se integre en Araba, aunque ha señalado que la realidad institucional que afecta al enclave es «complicada», y ha valorado los «avances» que han supuesto los convenios suscritos entre las instituciones alavesas y burgalesas para coordinar los servicios que se ofrecen a los ciudadanos de Trebiñu.