Sare emplaza al Gobierno del PSOE a «hablar menos y trabajar más» para acabar con el alejamiento

La red ciudadana Sare ha expresado su «preocupación» por las «declaraciones cruzadas y contradictorias» entre diferentes representantes del Gobierno español sobre los presos vascos y ha reclamado al Ejecutivo que adopte medidas «para acabar ya con la política de alejamiento», algo que, ha subrayado, se comprometió a hacer el presidente, Pedro Sánchez. 

NAIZ|GASTEIZ|10/08/2018 12:49|4 commentaires
Sare-azkarraga
Joseba Azkarraga ha atendido a los medios en Gasteiz. (Endika PORTILLO/FOKU)

El portavoz de Sare Joseba Azkarraga ha valorado en Gasteiz la decisión del Gobierno español de trasladar a la prisión de Basauri a los presos Olga Sanz y Xabier Moreno, desvinculados de EPPK. 

Azkarraga, que ha recordado que el hecho de que un preso cumpla su condena en una cárcel cercana a su lugar de origen no es un beneficio penitenciario, sino el mero «cumplimiento de la normativa», ha lamentado las «contradicciones» y la «ceremonia de la confusión» creada en torno al traslado de estos dos presos a Basauri.

El portavoz de Sare ha recordado que el ministro español de interior, Fernando Grande-Marlaska, del que ha recordado que es un «juez en excedencia», constató recientemente que acercar acercar a los presos vascos a su lugar de origen, tal y como se hace con el resto, «no supone un beneficio penitenciario».

Exigencia «rocambolesca»

Azkarraga ha reprochado que el delegado del Gobierno español en la CAV, Jesús Loza, pida «algo tan rocambolesco» a los presos como que «rompan con ETA», cuando la «inexistencia» de la organización, que ya ha puesto fin a su trayectoria, despoja a tal requisito de todo «sentido».

El portavoz de Sare ha expresado su «preocupación» por estas «declaraciones cruzadas y contradictorias», y ha reclamado al Gobierno español que adopte medidas «para acabar ya con la política de alejamiento», algo que, ha dicho, «se comprometió» a hacer el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

«Hay que hablar menos y trabajar más, y desgraciadamente el Gobierno central no lo está haciendo», ha manifestado. Además, tal y como viene haciendo en los últimos meses, ha recordado que el fin de la política de alejamiento «no puede estar sujeto a ninguna contrapartida no recogida en las leyes ni en los reglamentos penitenciarios», ya que lo contrario supondría «un incumplimiento de la propia legislación».

El representante de Sare ha asegurado que «comparte» la decisión del Ejecutivo de informar a las asociaciones de víctimas de ETA sobre los traslados de Olga Sanz y Xabier Moreno. No obstante, ha alertado de que no se debe «caer en el error» de asumir que la política carcelaria «la tienen que dictar las asociaciones de víctimas, y mucho menos el PP».

Reconocimiento

En este punto, ha expresado su «reconocimiento» a la «respuesta» dada por algunos colectivos de víctimas a las críticas del presidente del PP, Pablo Casado, al traslado de Sanz y Moreno.

Tanto la AVT como Covite han reconocido que estos traslados «se ajustan a la ley», y han rechazado que se trate de utilizar políticamente esta cuestión.

Covite incluso ha reprochado a Casado que critique esta decisión, cuando «el primero que tenía pactado el acercamiento era el PP», y cuando bajo el mandato de Aznar se trasladó a 200 presos a cárceles vascas.

«Las propias víctimas han respondido al PP en las críticas que está haciendo», ha destacado Azkarraga, quien ha emplazado al Gobierno del PSOE a «quitarse de encima la tutela del PP» en estas cuestiones.

«El PP no puede dictarles la política penitenciaria, y mucho menos puede decir lo que está diciendo ahora, cuando fue un Gobierno del PP el primero que trasladó a más de 200 presos a cárceles vascas», ha manifestado.

Azkarraga ya advertido al gabinete de Pedro Sánchez de que «ya vale» de afirmar que los acercamientos empezarán «a finales de mes, a mediados del próximo o en setiembre», y le ha reclamado que actúe ya para acabar con la política de alejamiento «para siempre», de forma que se pueda avanzar hacia la reconciliación.

Con ese objetivo, ha recordado Bilbo acogerá el 20 de octubre una nueva manifestación en defensa de los derechos de los presos vascos.

INFOS ASSOCIÉES