‘Gigantes’: ¿Qué hay de lo mío?

Enrique Urbizu presenta en Sección Oficial fuera de concurso ‘Gigantes’, serie producida por Movistar+, una propuesta muy cruda sobre el tráfico de drogas y la familia Guerrero como principal eje.

@arianekamio|Donostia|28/09/2018 11:50
Gigantes-urbizu
Enrique Urbizu y el equipo de ‘Gigantes’. (Juan Carlos RUIZ/FOKU)

El director bilbaino Enrique Urbizu aterriza en Donostia con ‘Gigantes’, una serie producida por Movistar+. Y lo hace con una propuesta directa, muy directa, con la familia Guerrero como principal eje. El tráfico de drogas y las ansias de poder entre los tres hermanos que conforman la unidad familiar, con un José Coronado brillante en el papel del patriarca, harán mover los cimientos del clan.

La familia controla el flujo de la droga desde la península al resto de Europa durante décadas. Daniel (Isak Ferriz), el hermano mayor, será encarelado, pero a su salida, nueve años después, todo habrá cambiado. Su hermano mediano, Tomás, (Daniel Grao) tiene las riendas del negocio y comenzará una lucha por recuperar el poder. Su primer propósito será recuperar a su hermano menor, Clemente (Carlos Librado ‘Nene’) para que regrese con ellos.

«Esto es una condena, el padre condena a sus hijos a pelear. El padre está satisfecho cuando sus perros hambrientos intentan hacerse con el poder del negocio familiar, era su objetivo en esta vida, convertirlos en perros hambrientos», ha afirmado Isak Ferriz.

En opinión de Daniel Grao, «lo que niegas te condena. Están en el intento de matar al padre, de alejarse cada uno a su manera, y eso los lleva a acercarse a esa matriz, a ese veneno que llevan en la sangre. Es un mismo veneno que adopta distintas formas».

Librado es quien se enfrenta al personaje más «honesto». «Soy el que más claramente intenta separase de la familia, el que más honestamente quiere separase, y el que le va peor, porque no quiere asumir ese veneno que lleva dentro».


 

INFOS ASSOCIÉES