El Atlético de Madrid remonta ante un Athletic que ha sido mejor (3-2)

El Athletic, aunque ha ido dos veces por delante en el marcador y ha sido mejor durante muchos tramos del partido, no ha podido rascar ningún punto ante el Atlético de Madrid, que ha culminado la remontada en el minuto 91 con un gol que primero ha sido anulado (3-2). [Estadísticas del partido]

NAIZ|MADRID|10/11/2018 20:43
Athletic
Montero y Rodrigo se disputan el balón con Iñigo Martínez. (Curto DE LA TORRE/AFP)

Un cabezazo en el minuto 91 del uruguayo Diego Godín, lesionado, literalmente cojo, desde mucho antes, situado de delantero centro, ha culminado la remontada del Atlético de Madrid ante el Athletic.

Ha sido un golpe durísimo, que ha necesitado la revisión del VAR antes de la concesión del gol –anulado inicialmente–, para el conjunto vasco, que iguala su peor racha sin ganar en Primera, once duelos.

El Athletic se ha adelantado en el minuto 36 con un gol de Iñaki Williams. No había sucedido mucho, apenas nada, en todo el tramo anterior, con los leones bien armados en su defensa, compactos, sin permitir ni un solo espacio para el juego entre líneas local.

Una jugada de manual que el bloque bilbaino ha ejecutado a la perfección, con el pase de De Marcos al desmarque de Susaeta por la banda derecha, a la espalda de Filipe, y con el centro al área de este para la llegada de segunda línea de San José. Su remate con la diestra lo ha tocado Oblak, ha rebotado en el palo y lo ha empujado Williams (0-1).

Tras el descanso, el partido segúia siendo del Athletic, no solo ya en el marcador, sino también sobre el terreno, cada vez más afianzado en defensa, sin ocasiones del Atlético, y cada vez más aparente en el contragolpe. Lo ha demostrado Iñaki Williams... y lo ha rechazado Oblak, esencial para impedir el 0-2.

Si de pronto se había adelantado el Athletic en el primer tiempo, de pronto ha empatado el Atlético, con un tremendo y sorprendente derechazo desde lejos de Thomas Partey en el minuto 61. Y de pronto se ha repuesto el equipo vasco, con el 1-2 al contragolpe de Williams, inalcanzable para Godín desde el pase de Iker Muniaín.

Dos ráfagas en tres minutos que han mantenido todo como estaba, con el Athletic por delante, con el Atlético a remolque, sin apenas oportunidades, con más empuje que fútbol del conjunto local mientras le aguardaba atrás su rival; una carrera ya contra el crono con sustitución de Williams, con todo el peligro que generaba, con Godín –lesionado en la jugada del segundo gol bilbaino– de delantero...

A diez minutos del final, Rodrigo ha emergido entre varios rivales para cabecear el 2-2 en un córner lanzado por Thomas, en la segunda ocasión de todo el partido del Atlético, que no se ha quedado ahí, que ha rebuscado hasta que ha encontrado el gol de Godín, de cabeza, anulado primero por fuera de juego, concedido después por el VAR, en los instantes finales.