La violencia intra-género: otro tipo de violencia invisible

Desde este viernes y hasta el domingo, Iruñea acoge los XXX Encuentros Estatales LGTBI+, organizados por el Ayuntamiento y la asociación Kattalingorri con la colaboración del Gobierno de Nafarroa. Isabel González Sáez, experta en intervención psicológica con personas LGTBI+, ha dado una conferencia sobre la prevención e intervención ante la violencia intra-género.

@ibaiazparren|IRUÑEA|10/11/2018 15:35
Lgtbi
La psicóloga Isabel González, en su charla de esta mañana. (Iñigo URIZ/FOKU)

Las conductas violentas también se dan dentro de las relaciones lésbicas y homosexuales, con objeto de aislar a la vícitma. Para Isabel González, experta en mediación y resolución de conflictos, «solo hablamos de estos casos cuando hay una muerte», pero el objetivo de la charla que ha dado en el Auditorio Baluarte estaba dirigida a evitar la violencia intra-género, a «detectar antes el conflicto».

Antes de nada, González Sáez ha querido definir la violencia intra-género como «acto de violencia, una manifestación de una situación de desiguladad y las relaciones de poder entre los miembros de una pareja sentimental del mismo sexo». No obstante, existen varios tipos de violencia como la física, que produce daño corporal o lesión; la psicológica, relacionada con las críticas constantes, el control absoluto de la pareja; la violencia relacionada con el VIH, es decir, las amenazas de contagio; la violencia digital, como el ciberacoso o el sexting; el outing interno, cuando el maltrador utiliza los estereotipos sociales creados sobre los homosexuales para abusar de su pareja; y el outing externo, amenazar con «sacar del armario» o hacerlo directamente sin el consentimiento de la vícitma.

En este sentido, González Sáez ha querido explicar el «ciclo de la violencia», descrito en 1979 por la psicóloga estadounidense Leonor Walker y que cuenta con tres fases. La primera, en la que se acumula la tensión. La segunda, cuando ocurre un «episodio agudo». Y la tercera, denominada «fase de la luna de miel», donde el agresor intenta reconciliarse con la víctima. González Sáez ha querido profundizar en el papel del agresor que, a veces, «se da cuenta de la agresión pero no pide ayuda, no está manejando los celos, el miedo a que le abandone, y vuelve a agredir». Porque aunque el agresor diga que ha cambiado «no es cierto, sino que se encuentra en la fase luna de miel».

En virtud de ello, la psicóloga ha facilitado varios datos estadísticos sobre la violencia intra-género, aunque haya reconocido que todavía falten datos científicos. Sin embargo, ha podido aportar datos como que las formas de violencia más frecuentes, teniendo en cuenta los resultados de un estudio, fueron la psicológica y la relacionada con su orientación o identidad, en un 60%, y la violencia física, en un 22%. Un 8% había sufrido amenazas de outing. Además, ha detallado que «las personas mayores de 31 años sufren maltrato más emocional, las menores más físico».

Rompiendo mitos

La psicóloga ha desmentido varios mitos en torno a violencia intra-sexo que, hoy por hoy, continúan arraigados en la sociedad. Por ejemplo, González Sáez ha explicado que en las parejas lesbianas «puede haber violencia sexual». También ha querido romper el mito de los celos, es decir, «el creer que si mi pareja no es celosa significa que no me quiere», y también el mito de la unidad: «Creer que tenemos que hacer todo juntas». Asimismo, ha desmentido rotundamente que «los polos opuestos se atraen» y que «creer que si nos vamos a vivir con nuestra pareja todo se va a solucionar». 

INFOS ASSOCIÉES