El sindicato ELA responsabiliza a la Diputación del conflicto de las residencias en Gipuzkoa

ELA ha dirigido una «interpelación directa» a la Diputación de Gipuzkoa a la que responsabiliza de que el conflicto de las residencias en el herrialde no se resuelva porque, según este sindicato, ha decidido, por «razones políticas», «no financiar» el «acuerdo alcanzado» con la patronal.

NAIZ|DONOSTIA|26/04/2019 16:10
Residencias
Trabajadoras de residencias y centros de día se han concentrado frente al edificio Txara, en Donostia. (Gorka RUBIO/FOKU)

Un grupo de trabajadoras de residencias y centros de día se han concentrado frente al edificio Txara, oficina central de atención ciudadana del Departamento foral de Políticas Sociales, este viernes, el primero de la segunda serie de paros convocados en el sector hasta el 10 de mayo con lo que sumarán un total de 62 jornadas de huelga desde que comenzó el conflicto laboral.

«El enfado de las trabajadoras es cada vez más grande», ha señalado el portavoz de ELA Txomin Lasa, quien en declaraciones a Efe ha remarcado que con esta protesta han querido expresar ante la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, que las «empleadas saben que había un acuerdo con las patronales» Adegi y Matia y que «ella es la responsable de que no salga adelante porque ha decidido no financiarlo».

Lasa ha reiterado las acusaciones vertidas el pasado 1 de abril por el ya ex secretario general de ELA, Adolfo ‘Txiki’ Muñoz, que reprochó a la institución foral guipuzcoana que había «falsificado» un acuerdo entre el sindicato y las patronales Adegi y Matia, que permitía solucionar el conflicto.

Según ha indicado, la Diputación instó a ELA, como sindicato mayoritario del sector, «a llegar a un acuerdo de eficacia general que se pudiera convertir en convenio sectorial» con el compromiso de aplicarlo por parte de la institución foral, que «ha estado presente en todo el proceso y ha sido conocedora de cada paso», ha señalado.

El documento de ese acuerdo, según ha señalado Txomin Lasa, fue trasladado a la Diputación, una institución que, «por una decisión política no lo quiso financiar» y en lugar «de explicar a los guipuzcoanos» la decisión «falsificó» el contenido «y dijo públicamente que no existía», ha indicado el representante sindical.