Una reforma fiscal, principal propuesta de ELA para el próximo Gobierno de Nafarroa

Una reforma fiscal en profundidad, que recupere la «progresividad perdida» es la principal propuesta que hace el sindicato ELA al Gobierno de Nafarroa que surja de las elecciones del próximo día 26.

Naiz|08/05/2019 13:11
Ela
Imagen de la comparecencia del sindicato ELA. (ELA)

En concreto, ELA propone que todas las rentas, también las de capital, tributen al menos como las rentas de trabajo, y la recuperación de la progresividad, incluido el tipo máximo del 56 %, así como un tipo nominal de Sociedades del 35 %, con una tributación mínima efectiva e inmediata del 24 %.

En conferencia de prensa, el coordinador de ELA en Nafarroa, Imanol Pascual, ha declarado que el sindicato vivió «con ilusión» el cambio de Gobierno, por lo que significaba de «desalojar al Régimen del Palacio de Navarra y de abrir un tiempo nuevo».

ELA, ha dicho, reconoce a este Gobierno «las cosas en las que se ha avanzado» y le critica por «las que faltan por hacer».

Entre las primeras, ha citado la «aceptación de la pluralidad identitaria», el reconocimiento a las víctimas, los avances en memoria histórica, la normalización de las relaciones de ELA con el Gobierno de Nafarroa, la política lingüística y la aprobación de leyes como la de contratos públicos y de reforma del mapa local.

También ha valorado la adopción de medidas para la «eliminación de la sobrefinanciación de UGT y CCOO».

Sin embargo, ha apuntado, queda «mucho por hacer» y en este sentido ha destacado que el principal «déficit» de este Gobierno es que no se haya hecho una «reforma fiscal en profundidad», que permita a Nafarroa planificar sin tener en cuenta el objetivo de déficit ni la regla de gasto.

Al respecto, Pascual, quien ha apostado por eliminar el tratamiento «privilegiado» a las empresas, ha declarado que es «inaceptable» que Nafarroa termine el ejercicio con superávit, cuando en el herrialde hay 83.000 personas en riesgo de pobreza.

Pascual también ha instado a la adopción de medidas para reducir la temporalidad en el sector público, que llega al 40 %, un porcentaje superior al del sector privado, así como para disminuir las tasas de siniestralidad laboral.

Ha considerado asimismo que es preciso reconducir la relación con el Gobierno español, ya que la relación bilateral «no existe» y en realidad se basa en una «imposición por parte del Estado».

La responsable comarcal de ELA, María Balda, ha enumerado algunas propuestas que figuran en un documento redactado por el sindicato y dirigido a los partidos que se presentan a las elecciones en Nafarroa.

Entre estas propuestas, está la de hacer una política presupuestaria propia, sin hacer «seguidismo de Madrid», realizar una «auditoría ciudadana» de la deuda y dejar de pagar la que se considere «ilegítima», y mejorar la renta garantizada hasta el 100 % del SMI.

ELA también plantea el aumento del gasto público en sanidad, la lucha contra la precariedad laboral y la brecha salarial, eliminar las ayudas a la contratación en las empresas al estimar que no crean empleo, e impulsar los llamados ‘empleos verdes’ en los ámbitos de la energía, el transporte, los residuos, el sector forestal y la soberanía alimentaria.

El sindicato propone además una «revisión completa» de las políticas del Servicio Navarro de Empleo, abandonando el sistema de financiación a entidades privadas e impulsando el papel del servicio público en la formación para el empleo.

Balda ha denunciado que, de los 602 cursos de formación para el empleo que se han realizado en 2018, solo 10 los ha impartido el SNE.

Otras propuestas de ELA son la paralización del TAV y el cierre de la central térmica de Castejón, el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas y la oficialidad del euskara en toda Nafarroa, en un contexto en el que se modifique «de raíz» la actual política lingüística.

El responsable del gabinete de estudios de ELA, Iñaki Zabaleta, ha aseverado que «no se puede hacer políticas sociales sin un presupuesto suficiente y una fiscalidad justa».