Lumagorri denuncia 13 agresiones en un año contra el colectivo LGTBI en Gasteiz

La asociación Lumagorri, que representa al colectivo LGTBI de Gasteiz, ha presentado este martes su segundo informe de casos de LGTBIfobia, en el que se recogen 13 casos de agresiones a integrantes de este colectivo producidas entre mayo de 2018 y abril de 2019.

Naiz|Gasteiz|14/05/2019 13:38
Lumagorri
El portavoz de Lumagorri, Amets Martínez, ha comparecido junto al alcalde Gorka Urtaran.

El portavoz de Lumagorri, Amets Martínez, ha hecho públicos estos datos en una rueda de prensa en la que ha suscrito junto con el alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, el convenio de creación del Observatorio contra la LGTBIfobia de la ciudad, que se encargará de concienciar sobre el respeto a este colectivo y de asesorar a las personas que sufran algún caso de este tipo.

Este observatorio asumirá el trabajo de elaboración de este informe, que durante los dos últimos años ha gestionado la asociación. El primer año se registraron 15 casos de agresiones, y el siguiente han sido 13.

Martínez ha aseverado que  «el 90 % de estas agresiones no se denuncian ni llegan a conocerse», por lo que confía en que el observatorio sirva para recoger «todos los casos».

Tres grupos

El diagnóstico cataloga las agresiones por la orientación sexual en tres grupos: la discriminación directa con insultos o agresiones; las vejaciones o discursos de odio «como cánticos, pintadas o incluso declaraciones de personas públicas»; y los casos de violencia intragénero, con dos denuncias en este periodo.

A pesar de los datos recogidos por Lumagorri, su portavoz ha recordado que en la Policía Local no se han presentado denuncias y la Ertzaintza ha registrado solo una, «por lo que la mayoría de estos casos no ha pasado de la asociación».

Lumagorri muestra su preocupación por «el incremento en el discurso de odio que se ha producido en el último año en la esfera pública por motivos de orientación sexual e identiad de género, debido principalmente a la normalización del discurso homófobo y tránsfobo en los medios de comunicación y en la esfera política tras la irrupción de fuerzas y personas claramente posicionadas en opciones de extrema derecha», si bien puntualiza que esto «no se observa claramente todavía en nuestro ámbito», al contrario de lo que sucede «hacia otros colectivos (principalmente personas racializadas) como consecuencia del discurso xenófobo utilizado por ciertos políticos de la ciudad», en una clara alusión a Javier Maroto.

INFOS ASSOCIÉES