Bidasoa-Irun cae, pero después de llevar al Barça al límite

Después de hacer vibrar al polideportivo de Artaleku durante primera mitad, el cansancio, los errores y las paradas de Pérez de Vargas han impedido el triunfo irundarra.

Arnaitz Gorriti|11/09/2019 22:20
Bidasoa
Kauldi Odriozola ha sido un dolor de cabeza constante para la zaga del Barça, tanto jugando como extremo o de lateral. (Jon URBE / FOKU)

En vísperas de su regreso a la Liga de Campeones, Bidasoa-Irun ha caído por 23-26 ante el Barça en Artaleku. A día de hoy parece una locura que la escuadra blaugrana pierda un partido de la Liga Asobal, pero lo cierto es que los guipuzcoanos han llevado al Barça al límite, sobre todo con un gran Xoan Ledo en la portería y el interesante trabajo combinativo de los de Jacobo Cuétara.

Ha empezado marcando territorio el conjunto irundarra, bien respaldado por el inicio del portero gallego Xoan Ledo. No obstante, no ha tardado el Barça –pese a conocer la fatal noticia de la muerte del abuelo de Ludovic Fabregas– en dar la réplica, con el portero Pérez de Vargas lanzando la contra una y otra vez.

El ataque estático del Bidasoa ha padecido lo suyo ante el rocoso 6-0 culé, aunque bajo el liderato anotador de Kauldi Odriozola ha aguantado el tirón, al tiempo que un precioso gol de Esteban Salinas desde el pivote culminó el tercer parcial con empate a 7 goles, empate que ha vuelto a lograr el mismo jugador chileno, levantando un abarrotado Artaleku con sus gestos.

El propio Artaleku ha parecido venirse abajo cuando, enfilando la recta final de la primera mitad, Rudi Sery y Odriozola han puesto el 10-8 en el marcador, obligando a Xavi Pascual a llamar a capítulo a los suyos. Los guipuzcoanos han sido capaces de sostener el intercambio de goles, aunque la profusión de jugadas de siete metros que ha tenido el cuadro barcelonés ha hecho que los de Pascual han empatado a 12. Un empate que ha persistido hasta el 14-14 del descanso, después de que Rodrigo Salinas haya igualado un anterior tanto de Dika Mem.

Pero tras el receso el panorama ha cambiado por completo. La entrada de Cindric ha supuesto un juego del Barça más dinámico, que se ha escapado 16-19, a pesar de que Ledo ha detenido dos tiros seguidos de siete metros. La humedad, el calor y el ambiente han propiciado un sinnúmero de errores, algo en lo que los guipuzcoanos han llevado las de perder, al punto de verse con una irremontable desventaja con el 17-22.

No obstante, el Bidasoa-Irun no le ha dejado opción de relajarse al Barça, después de que Iker Serrano haya logrado encadenar un par de goles desde el pivote. Por desgracia, la reacción bidasotarra se ha topado con las prisas, un par de inoportunos resbalones y, sobre todo, un acertadísimo Gonzalo Pérez de Vargas en la portería que ha impedido que el Bidasoa se haya podido arrimar más allá del 23-26 final.