Marlaska remarca en Iruñea que la permanencia de la Guardia Civil en Nafarroa «no corre peligro»

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha visitado en Iruñea la comisaría de la Policía española en la calle Chinchilla y el cuartel de la Guardia Civil en la Avenida de Galicia antes de reunirse con la presidenta del Gobierno de Nafarroa, María Chivite.

Ibai AZPARREN|16/09/2019 13:40
Marlaska
La lehendakari de Nafarroa, María Chivite, junto al Ministro de Interior español, Grande Marlaska, en el Palacio de Nafarroa. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

La reunión entre Marlaska y Chivite suscitaba gran interés a dos días de que el Tribunal Supremo revise la sentencia del caso Altsasu y después de que Pedro Sánchez se comprometiera con Uxue Barkos a que la Policía Foral asumiera las competencias de Tráfico, aunque el ministro no ha despejado muchas dudas.

Sobre esto último, Chivite se ha agarrado al argumento de Sánchez, quien afirmó que, estando en funciones, no se puede acometer una reforma de tal calado. Por tanto, la lehendakari de Nafarroa ha anunciado que el traspaso de tráfico se tratará «cuando no haya un gobierno en funciones».

En cualquier caso, se calcula que la labor que realizan los 200 guardias civiles en las carreteras navarras las podría asumir la Policía Foral con la mitad de efectivos.

Marlaska, sin embargo, ha explicado que lo importante es «la coordinación entre los cuerpos» y ha remarcado que la «permanencia de la Guardia Civil en Navarra no corre peligro». Así se lo ha trasladado al instituto armado en su visita al cuartel de la Avenida de Galicia. Asimismo, el ministro del Interior ha reiterado el compromiso del Gobierno español con la Guardia Civil y Policía española.

Respecto a la vista sobre el caso Altsasu, Marlaska ha señalado únicamente que «esperemos que el Tribunal Supremo dicte una resolución que sea oportuna».

Algo más se ha extendido acerca del acuerdo alcanzado en el juicio de los 47 solidarios con los presos vascos en el que la Fiscalía ha rebajado las penas hasta cotas que no implican el ingreso en prisión. Así, Marlaska ha subrayado que «el acuerdo representa el trabajo de la Guardia Civil. Tenían razón cuando decían que ETA era algo más que comandos operativos».

«En Navarra deciden los navarros»

Al ser preguntados por las condiciones que ha planteado Albert Rivera para una abstención en la investidura de Pedro Sánchez, la primera enunciada como «romper su pacto en Navarra con Otegi», Grande-Marlaska ha defendido que Nafarroa «tiene un Gobierno constitucionalista, Navarra es España y tiene el Gobierno que han decidido los navarros que tenga».

Por su parte, Chivite ha indicado que «no tenemos ningún pacto con Bildu. Por lo tanto, no hay ninguna razón efectiva que impida que la legislatura en España empiece a andar». Y le ha añadido una queja: «Siguen con la instrumentalización de Navarra para hacer política en España».

INFOS ASSOCIÉES