La familia de Pablo Ibar activa un crowdfunding para sufragar los recursos de apelación

La familia de Pablo Ibar, condenado a cadena perpetua por un tribunal de Florida el pasado mes de mayo, ha activado una campaña de crowdfunding para poder sufragar el coste de los recursos de apelación.

NAIZ|MADRID|16/10/2019
636941532458153360
Pablo Ibar, durante una audiencia ante el tribunal del condado Broward, en Fort Lauderdale. (Amy Beth BENNETT/EFE POOL)

La familia de Pablo Ibar ha activado un crowdfunding para poder sufragar los recursos de apelación, que tiene previsto presentar después de que el pasado mayo fuera condenado a cadena perpetua por un tribunal de Florida por la muerte en 1994 de Casimir Sucharski, propietario de un club nocturno, y las bailarinas Sharon Anderson y Marie Rogers.

Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa en Madrid el portavoz de la Asociación contra la Pena de Muerte de Pablo Ibar, Andrés Krakenberger, quien ha explicado que el condenado se enfrenta ahora a varios trámites judiciales, empezando por el recurso ante el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito de Florida.

En caso de no prosperar este recurso, a Ibar le quedan varias posibilidades de apelación: ante el Tribunal Supremo de Florida, el Tribunal del Distrito Federal y, por último, el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

La familia de Ibar confía en no tener que llegar a agotar todos estos trámites y recursos y que en algún paso intermedio la condena a cadena perpetua sea anulada y pueda tener «un juicio justo». De momento, está esperando a que los tribunales envíen la transcripción del último juicio para así poder empezar a preparar los recursos.

Estos trámites judiciales son especialmente costosos en Estados Unidos, por lo que la asociación ha reactivado el crowdfunding en la página web www.pabloibar.com. Desde el último juicio, que comenzó a principios de este año, llevan recaudados 76.000 euros. Cabe señalar que la última vez que Ibar apeló al Tribunal Supremo de Florida el gasto fue de unos 300.000 dólares.

25 años en prisión

Ibar, de 47 años de edad, ha pasado 25 en prisión, 16 de ellos en el «corredor de la muerte». En 2016, el Tribunal Supremo de Florida anuló la sentencia de pena de muerte y ordenó repetir el juicio, al determinar que había tenido «una defensa ineficaz» y había sido condenado a partir de pruebas «débiles e escasas».

Krakenberger ha denunciado que en el nuevo juicio al que fue sometido Ibar este año el fiscal aportó exactamente esas mismas pruebas que habían sido consideradas «débiles y escasas», al tiempo que ha censurado todas las irregularidades que, según considera, marcaron la vista oral de principio a fin.

Además, ha puesto en cuestión la imparcialidad del juez que presidió el juicio, ya que trabajó como fiscal en la misma oficina que llevó el caso de Ibar en el juicio del año 2000. Su esposa también fue fiscal e intervino en algunas fases del procedimiento.

«Esto no ha acabado. Tememos que haya cierta complacencia y desmovilización ciudadana por el hecho de que Pablo ya no esté condenado a muerte», ha explicado Krakenberger, razón por la cual han decidido que la Asociación contra la Pena de Muerte de Pablo Ibar pase a llamarse «Pablo Ibar Juicio Justo».

Cuestionado por las probabilidades de que se vuelva a repetir la vista oral, Krakenberger ha afirmado que en Estados Unidos hay «muchos casos» de exoneraciones años después y tras muchas apelaciones. «Partimos de la base de que se ha cometido una injusticia y vamos a por todas», ha apuntado.