Un juzgado de Gasteiz reconoce la muerte de un trabajador por exposición al amianto

Un juzgado de Gasteiz ha reconocido como enfermedad profesional el mesotelioma pleural y la muerte de un operario de la empresa Cablenor por exposición al amianto. Ha estimado el recurso de la viuda y ha rechazado la argumentación contraria del INSS.

NAIZ|Gasteiz|18/10/2019
Asviamie_donostia
Concentración de Asviamie el pasado marzo ante los juzgados de Donostia.(Juan Carlos RUIZ / FOKU)

La Asociación de Víctimas del Amianto de la CAV (Asviamie) ha explicado en un comunicado que un juzgado de Gasteiz ha reconocido como enfermedad profesional el mesotelioma pleural y la muerte de un operario de la empresa Cablenor por exposición al amianto.

Este juzgado gasteiztarra ha estimado el recurso de la viuda de este trabajador, que falleció en mayo de 2017 como consecuencia de un mesotelioma pleural diagnosticado un año antes –en agosto de 2016–, una dolencia relacionada con el amianto.

Según esta asociación, en su resolución el juzgado declara que la patología y la muerte de este hombre y la pensión de viudedad de su mujer derivan de una enfermedad profesional, rechaza la argumentación contraria del Instituto español de la Seguridad Social (INSS) y le condena al pago de las prestaciones con efectos retroactivos desde el 1 de junio de 2017.

Este operario trabajó entre 1966 y 1997 en Echevarría Cablerías del Norte S.A (Cablenor), donde llevó a cabo tareas de mantenimiento y producción, que incluían reparación de los tejados de uralita, de las bajantes y de chimeneas, así como el mantenimiento de las calderas, utilizando ladrillos de amianto.

Asviamie ha asegurado que la empresa no informó a este trabajador de la peligrosidad del amianto ni le proporcionó protección para las vías respiratorias y se ha mostrado satisfecha con la sentencia porque «desbarata una vez más la actitud prevaricadora de la Dirección del INSS de Araba», a la que ha criticado por estar «empeñada en ocultar y negar las enfermedades profesionales y las relacionadas con el amianto en particular».

En este sentido, ha recordado que el pasado mes de julio denunció ante la Fiscalía «esta práctica inhumana» del INSS de Araba, al entender que prevarica, y reclamó una acción «contundente», ya que «solo busca obstaculizar el cumplimiento de la legislación golpeando a los más débiles».