La Subida a Urraki puso fin al Campeonato Vasco de Montaña

Aitor Zabaleta se impuso en la categoría de monoplazas, aunque la prueba estuvo marcada por la intensa lluvia y la segunda manga se tuvo que suspender.

NAIZ|21/10/2019
Zabaleta
Zabaleta se impuso con su Lola en Urraki (Rubén MONTORI)

La XXXVII Subida a Urraki, prueba que cerraba el Campeonato Vasco de Montaña 2019, se celebró el domingo marcada por las adversas condiciones meteorológicas, con lluvia prácticamente constante e intensa por momentos

En la categoría de monoplazas, por ejemplo, Aitor Zabaleta refrendó el título de campeón logrando una nueva victoria en Urraki, aunque solo disputó la primera de las mangas. En la segunda no llegó a salir ya que sus rivales se quedaron parados, primero Joseba Olea con un problema mecánico en su Demoncar R2 y posteriormente Angela Vilariño que se giraba con la Norma M20. Vista la situación, la dirección de carrera decidió dar por finalizada la prueba por seguridad.

Dentro de los turismos, se pudo vivir una de las peleas más bonitas e intensas de los últimos tiempos, ya que Iñaki Alberdi y Joseba Iraola se batían en duelo durante toda la mañana. Los dos primeros asaltos fueron para el azpeitiarra, pero en la última Iraola apretó un poco más los dientes y logró bajar el crono de Alberdi, ganando una general de turismos que tuvo en tercer lugar otro de los pilotos de casa, Iñaki Aiertza con su Mitsubishi EVO IX N+.

Por clases, los ganadores fueron Aitor Zabaleta (Lola T298 en clase 8), Joseba Olea (Demoncar R2 en la 7), Joseba Iraola (Porsche 911 GT3 en clase 6), Joxe Labaka (Mitsubishi EVO V en clase 5), Andoni Mugarza (Renault Clio Sport en clase 4), Jon Arregi (Abarth Punto en la clase 3), Pablo Muga (Citroën Saxo VTS en la clase 2) y Ekaitz Egurrola (Citroën Saxo en la clase 1). Dentro de la FL o clase 10, el ganador fue Sergio Villar (BMW M3), y el mejor piloto júnior fue Unai Jurado (Citroën AX).