El Instituto de Derechos Humanos de Chile constata relatos de torturas a detenidos

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile ha constatado relatos de torturas y abusos de las fuerzas estatales durante las protestas sociales de estos días, en las que han fallecido quince personas.

NAIZ|SANTIAGO DE CHILE|23/10/2019
Chile
Protestas en Santiago de Chile. (Claudio REYES/AFP)

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile ha constatado relatos de torturas y abusos de agentes de fuerzas del Estado durante las protestas registradas en el país durante los últimos cinco días.

El organismo, que trabaja a diario en las calles del país para dar fe de las situaciones que se viven durante las protestas, ha señalado en un comunicado que ha tenido conocimiento de situaciones que violan los derechos humanos de los manifestantes.

«Desnudamientos, torturas, disparos contra civiles, maltrato físico y verbal, golpe, y demora de la policía en conducir a las personas detenidas a la comisaría, manteniéndolas en los furgones, con mala ventilación y hacinadas durante horas», ha indicado el INDH.

También ha cuestionado la transparencia en las cifras de las víctimas durante los enfrentamientos entre manifestantes y uniformados.

«Nos preocupa en lo fundamental la transparencia en las cifras de personas fallecidas, heridas y detenidas, entre otras, por tanto reafirmamos el rol del instituto para ingresar a todo recinto policial, militar y hospitalario para reunir toda la información que se pueda», ha destacado director del INDH, Sergio Micco.

A su juicio, desde que las protestas por el alza del precio del Metro de Santiago se convirtieron el pasado viernes en movilizaciones a nivel nacional contra la desigualdad social, «la acción policial y militar ha ido in crescendo, lo cual se refleja en los números de detenidos, heridos y muertos».

El organismo contabiliza, al igual que el Gobierno, quince fallecidos, entre ellos dos colombianos, un ecuatoriano y un peruano, en el marco de las protestas. Del total, cinco murieron presuntamente a manos de policías o militares, según constató el mismo INDH.

Los heridos ascendieron a 226, de ellos 123 por armas de fuego, según el INDH, prácticamente la única institución que está ofreciendo informes diarios sobre las víctimas de este conflicto social. La misma institución contabiliza 1.692 detenidos desde que comenzaron las protestas, de acuerdo a los datos recogidos de 55 comisarías a nivel nacional.

Cabe destacar que la organización Human Rights Watch (HRW) ha instado este martes al Gobierno de Chile a asegurarse de que las fuerzas de seguridad respetan los derechos fundamentales. «Estamos profundamente preocupados por las imágenes de casos de brutalidad policial que salen de Chile», ha afirmado el director de América para HRW, José Miguel Vivanco.

Propuestas de Piñera

Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha pedido perdón y ha anunciado cambios en el sistema de pensiones, salud y medicamentos, así como en los los ingresos mínimos y las tarifas eléctricas.

Propone una reforma de las pensiones que contempla incrementos en el llamado Pilar Solidario (por el que el Estado participa en el sistema de pensiones), con un incremento del 20% de la Pensión Básica Solidaria y de otro 20% en el Aporte Previsional Solidario.

Y un aumento adicional de las pensiones básicas y los aportes previsionales solidarios durante los años 2021 y 2022 para los pensionados mayores de 75 años; aportes de recursos fiscales para complementar el ahorro previsional de la clase media y las mujeres que trabajan y cotizan; y aportes de recursos fiscales para mejorar las pensiones de los adultos mayores dependientes.

Además, ha planteado la creación de un ingreso mínimo garantizado de 350.000 pesos (unos 433 euros) que complementan el salario de los trabajadores a jornada completa cuando sea inferior a esa cantidad, beneficio que se aplicará de forma proporcional a los menores de 15 y mayores de 65 años.

Piñera también ha propuesto que las rentas superiores a 8 millones de pesos mensuales (unos 9.900 euros) paguen un impuesto del 40%, mediante el cual se espera recaudar 160.000 millones e pesos, que servirán para financiar estas nuevas medidas.

 

INFOS ASSOCIÉES