La Federación española de fútbol vende a Arabia las tres próximas ediciones de la Supercopa

Alrededor de 40 millones de euros cada año es lo que van a ganar la Federación española y los cuatro equipos participantes en la Supercopa de fútbol que en las próximas tres ediciones se jugará en Arabia Saudí.

NAIZ|11/11/2019
Arabia
Imagen de un acontecimiento en el campo King Abdullah. (NAIZ)

La Federación española ha confirmado hoy lo que era un secreto a voces desde hace semanas y es que ha vendido a Arabia Saudí la organización de las próximas tres ediciones de la Supercopa, una competición que hasta ahora enfrentaba al campeón de Liga con el de Copa y que, de aquí en adelante, jugarán también los dos subcampeones.

El cambio de formato supone un intento por garantizar la presencia de Real Madrid y Barcelona, únicos que con cuya participación pueden justificar el dineral que Arabia va a poner sobre la mesa.

Los dos equipos que lleguen a la final ganarán 6 millones de euros cada uno y 4'5 cada uno de los dos semifinalistas.

La Federación se llevará la otra mitad del pastel, unos 20 millones, una cifra que no van a reconocer al haber incluido en el contrato una cláusula de confidencialidad que protege a ambas partes. El montante total del negocio rondaría los 120 millones por las tres ediciones.

A juzgar por las críticas que está recibiendo el órgano deportivo que preside Luis Rubiales se deduce que solo ha pensado en el negocio a la hora de inventarse esta nueva fórmula de competición.

A la Federación no solo se le achaca comprimir aún más un calendario que ya está saturado, sino que tiene que hacer frente a quienes le recuerdan la falta de respeto a los derechos humanos en este país con una situación especialmente sangrante para la mujer.

Para contrarrestar las acusaciones de "lavar la cara" de una dictadura como la saudí, desde la Federación han dejado caer que, durante la competición, las mujeres «podrán acceder a los partidos libremente y sin restricciones, de forma que no habrá zonas limitadas para ellas».

8 y 9 de enero las semifinales

Los partidos se van a jugar en la ciudad de Jeddah, en el campo King Addullah, más conocido como "Shining Jewel" (Joya brillante) con capacidad para 60.000 ficionados.

El día 8 de enero se jugará el partido entre el Valencia y el Real Madrid y el 9 de enero el Barcelona Atlético de Madrid.