La Real, dispuesta a asumir 64 de los 78 millones del coste final de la remodelación de Anoeta

El Consejo de Administración de la Real Sociedad ha desvelado hoy que solicitará a sus accionistas su aprobación para aportar 44 de los 58 millones que costará el proyecto inicial del nuevo campo de Anoeta. A esta cifra hay que sumar otros proyectos incorporados con posterioridad que han incrementado el gasto y la Real asumirá otros 20,7 más.

Joseba ITURRIA|12/11/2019
Aperribay
Jokin Aperribay ha explicado hoy en rueda de prensa los números que presentará en la Junta de Accionistas. (Gorka Rubio)

El Consejo de la Real  presentará en la Junta de Accionistas un presupuesto récord de 104 millones de euros de gastos y de 112 de ingresos. El año pasado se cerró con 110 millones de gastos y 117 de ingresos

El Consejo de Administración de la Real Sociedad presentará en la Junta de Accionistas del 10 de diciembre en el Kursaal todos los detalles de los costes del nuevo campo de Anoeta que han sido explicados en una rueda de prensa ofrecida esta mañana. El proyecto oficial ha subido hasta los 58 millones, de los que 44 aportará la Real, diez el Gobierno Vasco y cuatro la Diputación de Gipuzkoa.

En 2015 la Junta de Accionistas aprobó destinar un máximo de 36 millones al campo, pero el aumento de costes en ese primer presupuesto obliga a pedir ampliar esa cifra en ocho millones más. Además el club va a aumentar su aportación en otros 20,6 millones con otros proyectos adicionales que el club está dispuesto a asumir en solitario para llegar a un gasto total de 78,6 millones, de los que la Real aportará unos 64,6, a los que contribuyen los diez que Reale Seguros aportará en seis años por poner su nombre al estadio.

El Consejo también ha explicado que presentará un presupuesto récord para esta temporada de 104,02 millones de euros de gastos y de 112,63 de ingresos, con una previsión de beneficios de 8,60. La primera plantilla tendrá un coste de 65,40 millones, un 63% del total, y no habrá subidas de cuotas ni medios días del club esta temporada.

También se someterán a votación de los accionistas las cuentas de pérdidas y ganancias del pasado ejercicio, que se cerró con 107,26 millones de gastos, 117,81 de ingresos y un beneficio de 7,17 millones después de ser descontados los 3,5 pagados de impuestos. La mayor partida de gastos, 65.14 millones, se destinó a sueldos y amortizaciones de la primera plantilla, un 60,7% del total del gasto. Con este beneficio los fondos propios del club aumentan a 65,25 millones de euros y el patrimonio neto a 85,32.

Sobre estos datos el presidente de la Real, Jokin Aperribay, ha trasmitido una reflexión: «Nuestra cuenta de explotación estructural es de unos ingresos y gastos de 87-90 millones. A partir de ahí lo que el Consejo intenta es aplicar un criterio de prudencia. A 1 de julio no necesitábamos ingresar más porque ya teníamos todos los ingresos previstos y el club no necesita vender nada para cumplir su presupuesto. Lo que buscamos cuando tenemos ingresos extraordinarios es ser más competitivos y, si no los tenemos, nos sujetamos a los 87-90 millones».

El presidente realista también ha confirmado que el club va a cambiar el césped después de las quejas de Imanol y los jugadores sobre su estado tras el partido del viernes. Aperribay ha trasmitido que «el campo nos perjudica y estamos activamente estudiando la posibilidad de cambiar el césped. La solución que más gusta no se puede hacer completa para el partido del Eibar, sería una parte para ese encuentro y otra para el siguiente contra el Barcelona. Hay otra más rápida que nos gusta menos. Hoy se está viendo un césped para ver si lo plantamos y si decidimos comprarlo para el partido del Eibar y ver si podemos pincharlo entre el 2 y el 12 de diciembre. Lo que ocurra lo comunicaremos en muy poco tiempo».

El presidente realista también ha querido destacar que la Real tiene ahora 33.950 abonados, 3.562 corporativos, y que se ha frenado la venta de camisetas conmemorativas del nuevo campo por internet porque solo quedan ocho para adultos. Si hay más para niños y mujeres que se pueden adquirir en las tiendas del club. No piensan pedir más camisetas.