Jon Fernández está «mentalizado» para el duro combate contra el tunecino Houya

La pelea del día 28, que supondrá la vuelta de "Jonfer" a Bilbo, está pactada a diez asaltos ante el vigente campeón africano de peso superligero.

NAIZ|14/11/2019
Jonfer
Jon Fernández afronta mentalizado su próximo combate (EUSKOBOX)

El boxeador Jon Fernández asegura que está «mentalizado» para disputar los diez asaltos a los que se ha pactado su pelea frente al tunecino Abderrazak Houya, campeón africano del superligero, en la pelea del próximo día 28 en La Casilla que será la del regreso del púgil vizcaíno a Bilbo.

«Es un peleador fuerte que, además, me iguala en estatura. Como buen boxeador olímpico posee buenos fundamentos de boxeo. Trabaja a la perfección la mano adelantada y sabe combinar muy bien con la derecha en gancho», describe Fernández en declaraciones difundidas por su promotora, Euskobox.

Houya, de 32 años y nacido en Monastir (Túnez) aunque residente en las cercanías de París, tiene un palmarés de 14 peleas profesionales con 13 victorias y una sola derrota por decisión dividida ante Ala Edine Moussa. Saltó al profesionalismo en 2014 tras ser olímpico en Londres 2012.

«Le gusta mucho presionar y llevar la iniciativa. Tendré que exprimirme al máximo y estar muy mentalizado para completar los diez asaltos», incide 'Jonfer', que cuenta con una tarjeta de 19 victorias, 17 por KO, y solo una derrota en sus 20 combates en el boxeo de pago, además de cinco títulos conquistados.

Por su parte, Tinín Rodríguez, entrenador del de Etxebarri, define a Houya como un boxeador «muy cerebral, que sabe esperar el momento adecuado para colocar sus manos». «Es un púgil muy técnico que va a obligar a Jon a emplear todo su arsenal técnico-táctico. Será un combate muy atractivo por la calidad del rival», subraya el técnico madrileño.

Esta pelea entre Jon Fernández y Houya, acordada en un peso entre el ligero y el superligero (62,5 kilos), será el cruce de fondo de una velada en la que están anunciados además el peso gallo Fran Mendoza, «una de las revelaciones de la temporada boxística», y el superwélter bilbaino Jon Jader.