Jorge Lorenzo, tricampeón mundial de MotoGP, anuncia su retirada definitiva

El piloto balear se despedirá de la competición este fin de semana en Valencia, donde termina la temporada. Ha explicado que ya no se encuentra en las condiciones físicas necesarias para ser realmente rápido.

NAIZ|14/11/2019
Lorenzo
Jorge Lorenzo, durante su rueda de prensa (José JORDÁN / AFP)

Jorge Lorenzo (Repsol Honda RC 213 V) ha anunciado hoy, en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, su retirada de la competición tras el Gran Premio de la Comunidad Valenciana de MotoGP de este fin de semana.

El piloto balear ha dado una rueda de prensa, acompañado de Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, en el circuito donde este fin de semana se celebra la última prueba del Mundial, en una sala que se ha quedado pequeña, ya que ha congregado a cerca de 300 personas entre periodistas, pilotos, familiares, compañeros de equipo y miembros de la escudería japonesa.

«Siempre he dicho que hay cuatro días importantes en la carrera de un piloto: el día de su debut, cuando logra su primera victoria, cuando gana su primer mundial, algo que no todo el mundo consigue, y cuando anuncia su retirada. Ese día ha llegado para mí. Esta será mi última carrera en Moto GP y después me retiro como piloto profesional», ha asegurado un emocionado Lorenzo.

«Ser tan perfeccionista requiere mucha motivación y tras nueve años en Yamaha, que fueron maravillosos y los mejores de mi carrera, sentí que necesitaba un cambio para mantener esa motivación. Pasé a Ducati y supuso un gran impulso, aunque los resultados no llegaron pronto. Pero resistí hasta que logré la primera y maravillosa victoria en Mugello ante todos los tifosi», ha recordado.

Lorenzo ha añadido que fichar por Honda supuso un nuevo impulso y lograr «el sueño de todo piloto», aunque ha indicado que desde el principio se dio cuenta que no estaba en las condiciones físicas idóneas para ser rápido y mejorar los resultados.

«Nunca sentí de manera natural la moto y fue difícil, aunque no perdí la paciencia. Cuando empezaba a ver la luz tuve una fea caída en Montmeló y dos semanas después en Assen, y todos sabemos las consecuencias. Cuando estaba en la gravilla pensé si merecía la pena después de todo lo que había conseguido», ha explicado el tres veces campeón mundial de MotoGP.