Una de cal y otra de arena para Aleix Vidal tras sus acciones contra el Real Madrid

El Comité de Competición da por buenas las alegaciones del Alavés y retira la amarilla que el catalán vio ante el equipo merengue. La noticia llega un día después de que LaLiga denunciara el corte de mangas en la celebración del gol.

NAIZ|04/12/2019
Aleix-vidal
Vidal, en el suelo, tras la polémica jugada (Juanan RUIZ / FOKU)

El Comité de Competición ha anunciado que retira la tarjeta amarilla que el colegiado balear Cuadra Fernández mostró al jugador del Deportivo Alavés Aleix Vidal en el choque ante el Real Madrid.

Las alegaciones del club albiazul han surtido efecto y el centrocampista catalán no sumará la cartulina que le mostró el árbitro del encuentro «por simular haber sido objeto de infracción», después de recibir un contacto claro en el pie por parte del jugador del Real Madrid Eder Militao dentro del área.

Sin embargo, tras el escrito y las imágenes aportadas por la entidad babazorra para que le fuera retirada la amonestación, el Comité de Competición ha resuelto que «las imágenes aportadas permiten apreciar con claridad la existencia de contacto entre los dos jugadores en el lance del juego examinado, lo que lleva a afirmar que el hecho reflejado en el acta no es compatible con la realidad que determinan las imágenes».

La buena noticia llega un día después de conocer que LaLiga denunció el corte de mangas, «con posible significado obsceno y despectivo», que el jugador del Alavés hizo «al pasar cercano a la posición de Sergio Ramos» durante la celebración del gol contra el Real Madrid.

Ximo Navarro en la sala de prensa

Por la sala de prensa ha pasado Ximo Navarro, que sobre la jugada de Aleix Vidal ha opinado que «si al árbitro le avisan que vaya a ver la repetición, habría pitado penalti» y reclamó «justicia cuando hay un contacto porque mientras tanto se seguirán viendo pequeños errores». Ha añadido que sobre el VAR que «debería de ser una herramienta justa para todos».

El mallorquín, aunque nacido en Granada, se ha mostrado satisfecho por su regreso al once: «Me siento más cómodo de central aunque de lateral ya ha jugado durante mucho tiempo y es una opción que me gusta», ha reconocido el zaguero, opinando que «cuando puedes jugar en varias posiciones es una ventaja».