Instan directamente a no tomar el tren ni el metro de París este lunes por la masiva huelga

«Lunes negro» es el término utilizado por la compañía estatal francesa de ferrocarriles ante el quinto día de protestas contra la reforma de pensiones anunciada por Macron. Invita directamente a no usar el tren ni el metro para los desplazamientos.

NAIZ|08/12/2019
Pension
Manifestación envuelto en humo policial en las protestas de Nantes. (Loic VENANCE | AFP)

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (SNCF) ha invitado directamente a sus usuarios a no utilizar sus servicios este lunes ante la previsión de un «lunes negro« con motivo de la quinta jornada de la huelga indefinida convocada en sectores clave para exigir la retirada del proyecto de reforma de las pensiones planteado por el Gobierno del presidente Emmanuel Macron.

«Si no comunicamos de manera muy poderosa a nuestros clientes que no deberían ir a las estaciones, podríamos tener un problema de seguridad», ha explicado el gerente general de la red de cercanías de la región de París, Alain Krakovitch.

El paro afectará particularmente a la red de SNFC, a las cercanías y a la Administración Autónoma de Transportes Parisinos (RATP), con servicios este sábado del 15 por ciento en cercanías, un tren de cada seis en alta velocidad y uno de cada diez trenes del servicio interurbano TER. Este domingo, 14 de las 16 líneas de metro de París estaban cerradas.

A falta de conocerse los servicios mínimos para el lunes, serán probablemente cifras similares y desde la propia SNCF se ha enviado un mensaje de texto a los móviles de los usuarios recomendando que «no vengan a las estaciones».

La RATP pide por su parte a «todos los viajeros que tengan la oportunidad (...) posponer su viaje» debido al «alto riesgo de saturación de la red». Diez líneas de metro estarán completamente cerradas y las líneas 4, 7, 8 y 9 se verán gravemente interrumpidas y solo las líneas automáticas 1 y 14 funcionarán normalmente, como las líneas Orlyval, Orlybus y Roissybus.

La movilización social deriva de la reforma de las pensiones planteada por Macron, que aspira a unificar los más de 40 esquemas contemplados actualmente por un único marco que, según el presidente, favorecería la igualdad entre los trabajadores.

Entre las preocupaciones expresadas por los sindicatos figura que el cálculo de las pensiones se haga en virtud de los ingresos obtenidos toda la vida laboral y la suspensión de planes de prejubilación para funcionarios como trabajadores del transporte público y personal médico, si bien el Gobierno todavía no ha terminado de concretar su proyecto.

INFOS ASSOCIÉES