EH Bildu estudia recurrir el reparto de publicidad institucional de Iruñea en los medios

EH Bildu, a través de su grupo municipal, estudia la posibilidad de recurrir el acuerdo de la Junta de Gobierno por el que se adjudican los contratos de publicidad institucional del Ayuntamiento de Iruñea para 2020, acuerdo que implica la exclusión total de medios que informan en euskara de los contratos municipales.

Naiz|22/01/2020
Ayuntanueva
EH Bildu estudia recurrir el reparto de contratos de publicidad institucional en medios de comunicación de Iruñea.

«Aplican una fórmula trampa. En una ciudad en la que el 10,5% de las personas son euskaldunes, no puede exigirse a estos medios un mínimo de un 10% de la audiencia total, eso es como si a los medios en castellano se les exigiera tener el 100% de la audiencia potencial para darles contratos de publicidad, cosa que no sucede», argumenta la coalición soberanista que ve en los nuevos criterios aplicados un «claro ejemplo de discriminación».

El resultado de los cambios de criterio en el reparto de los contratos de publicidad (600.000 euros) arroja «un resultado devastador»: hasta seis medios que informan en euskara han sido apartados de este reparto lo que, a juicio de EH Bildu, implica «un despropósito, pero sobre todo un menosprecio discriminatorio hacia las personas usuarias de estos medios y una dejación grave de la responsabilidad que el Ayuntamiento de Pamplona tiene de hacer llegar la información institucional a toda la ciudadanía».

Y es que considera que en el nuevo reparto subyace una cuestión clara: «Nadie en Iruñea que quiera informarse en una lengua propia como es el euskara va a poder acceder a la información institucional del Ayuntamiento».

«Es absolutamente impresentable el uso político que el tripartito de derechas está haciendo de un gasto, el de publicidad institucional, que debería tener la consideración de servicio público y, como tal, no excluir ni penalizar a una parte de la población por optar por el uso de una lengua, el euskara, que además es propia de esta ciudad», argumenta EH Bildu.

Para EH Bildu, la aprobación por parte del tripartito de este nuevo reparto de contratos es una nueva «reversión» que retrotrae a Iruña a los tiempos del «dedazo» y que perpetúa que la mayor parte de los contratos y los de mayor cantidad sean para los «medios afines» a quienes hoy gobiernan.

«Es una irresponsabilidad que permitamos que la ultraderecha gestione la política lingüística de esta ciudad porque la está utilizando para fomentar la exclusión y generar enfrentamiento», concluye.