Desembarcan los pasajeros del crucero que estaba en cuarentena en Japón

Este miércoles han comenzado a desembarcar los pasajeros del crucero Diamond Princess, en cuarentena en el puerto de Yokohama por el nuevo coronavirus de Wuhan. La cifra de fallecidos en China supera las 2.000 personas.

NAIZ|TOKIO|19/02/2020
Wuhan
Un pasajero tras salir del Diamond Princess. (Charly TRIBALLEAU/AFP)

Los pasajeros del crucero Diamond Princess, que estaba en cuarentena en el puerto de la ciudad japonesa de Yokohama, han comenzado a desembarcar este miércoles, después de que se haya completado el período de aislamiento fijado por las autoridades.

A las 11.00 hora local han empezado a salir los primeros pasajeros del Diamond Princess, que llegó al puerto de Yokohama el pasado 3 de febrero y fue puesto en cuarentena al haberse detectado al menos un caso de contagio del COVID-19.

Se espera que a lo largo del día desembarquen unos 500 pasajeros, siempre y cuando el resultado de los análisis practicados indiquen que no están infectados.

En total, a bordo del Diamond Princess llegaron 3.711 personas, de los cuales 2.666 eran pasajeros y 1.045 miembros de la tripulación. Entre los pasajeros había 1.281 japoneses, y el resto de medio centenar de países.

Según pudo comprobar Efe, los primeros pasajeros, nada más salir del barco, han sido recibidos por funcionarios del Ministerio de Salud protegidos con trajes protectores y mascarillas, que los han acompañado a los taxis y autobuses.

Hasta anoche un total de 542 personas que estaban en el Diamond Princess dieron positivo en las pruebas de coronavirus. Aparte de estos casos en el crucero, en Japón han sido detectadas 61 personas que están infectadas con el COVID-19, según el último saldo.

La Comisión Nacional de Sanidad de China ha situado en 2.004 la cifra de muertos y en 74.185 la de contagios de la neumonía COVID-19 diagnosticados en su país.

INFOS ASSOCIÉES

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Bederatzi talde, bost Euskal Herriko areto... Denboraldi honetako NAIZ Kontzertuen unerik onenak.