Bidasoa cae 32-25 en Polonia y se deja todos los deberes para el partido de vuelta en Artaleku

Bidasoa-Irun ha salido goleado del Orlen Arena ante el Wisla Plock (32-25), en un partido en el que el equipo vasco ha fallado en las dos áreas lo que deja muy favorable a los polacos una eliminatoria que se resolverá el próximo sábado en Artaleku.

NAIZ|22/02/2020
Bidasoa
Un momento del partido jugado en el Orlen Arena polaco. (NAIZ)

Tres minutos le ha durado al Bidasoa-Irun el buen inicio de partido, momento en el que el Wisla Plock ha dejado de estar por detrás en el marcador. Desde entonces, los de Xavi Sabaté han dominado de principio a fin el encuentro.

Bidasoa ha cometido muchos errores no forzados en ataque y las ofensivas de los polacos gracias al juego interior han hecho que los irundarras hayan visto como el rival se ha ido en el marcador.

Los de Jacobo Cuétara no han sabido cortar las transiciones rápidas del Wisla Plock.

Pasado el minuto 20 es donde el partido se ha escapado para los irundarras. Del 10-8 al 14-9 para el Wisla Plock ha propiciado el tiempo puerto y el enfado de Cuétara. Ha sido la clave de la ida.

No le ha salido nada bien a Bidasoa-Irun en el primer tiempo. Inofensivos en ataque, sin apenas aciertos de Ledo y Rangel bajo palos y dos de dos en penaltis fallados.

Además, el conjunto guipuzcoano no ha sabido aprovechar la superioridad en la cancha debido a las cinco exclusiones del Wisla Plock en la primera media hora de juego.

En la segunda mitad, Bidasoa ha cortado la sangría defensiva y se ha mostrado más sólido en esa faceta del juego.

A pesar de ello, el Wisla Plock ha sabido aprovechar los errores que ha continuado realizando el equipo amarillo.

Los de Cuétara se han llegado a acercar a cinco tantos del Wisla Plock en tres ocasiones, pero los locales han apretado y han vuelto a poner más tierra de por medio.

Ya con la mirada en el partido de vuelta, el equipo bidasotarra ha buscado la menor diferencia posible, pero con el 32-25 final, los siete tantos de desventaja hacen difícil la remontada en Artaleku.

Ficha del partido

32 – Orlen Wisla Plock (17+15): Stevanovic (p), Daszek (9, 3p), Stenmalm (1), Susija, Mihic (2), Sulic (6), Mlakar (2) –siete inicial–, Morawski (ps), Zdrahala, Matulic, Ruiz Sánchez (1), Szita (6), Zabic, Igropulo (1, 1p), Czaplinski y Mindegia (4).

25 – Bidasoa-Irun (11+14): Ledo (p), Crowley (1), Odriozola (3), E. Salinas (5), Renaud-David (2), R. Salinas (2), Azkue (7) –siete inicial–, Rangel (ps), Cavero, Serrano, De la Salud (1), Santano, Tesoriere, Da Silva, Bartók (4) y Seri.

Parciales cada cinco minutos: 3-2, 6-4, 7-6, 11-8, 16-9, 17-11 (descanso); 20-14, 23-17, 25-18, 27-21, 30-24 y 32-25 (final).

Árbitros: Bonaventura y Bonaventura (Estado francés). Han excluido a los locales Daszek, Susja y Zabic y a los visitantes Rodrigo Salinas y Odriozola. El local Stenmalm ha sido expulsado al recibir tres exclusiones.

Incidencias: Partido de ida de la eliminatoria de la Liga de Campeones disputado ante 3.500 aficionados en el Orlen Arena.