El guardameta Iker Casillas dice adiós al fútbol profesional

El portero español ha anunciado su retirada del fútbol, tras un año y dos meses sin jugar después de sufrir un ataque al corazón, cerrando a sus 39 años una carrera repleta de éxitos con el Real Madrid y la selección española, y con un broche final con títulos en el Oporto.

NAIZ|04/08/2020
Casillas
Iker Casillas posa con los trofeos ganados con el Real Madrid. (Javier SORIANO/AFP)

«Lo importante es el camino que recorres y la gente que te acompaña, no el destino al que te lleva, porque eso con trabajo y esfuerzo, llega solo y creo que puedo decir, sin dudar, que ha sido el camino y el destino soñado. Gracias», ha escrito Iker Casillas (nacido en Madrid el 20 de mayo de 1981) en sus redes sociales junto a una carta en la que anuncia el fin de su carrera como portero.

El que ha sido considerado como uno de los mejores guardametas del mundo cuenta con una larga trayectoria en el Real Madrid, con el que ganó tres Champions League. Fue capitán de la selección española, con la que sumó el oro del Mundial 2010 y dos Eurocopas, y finalizó su carrera en el Oporto. En 2020 se postuló a presidir la Federación Española, pero cuando se convocaron las elecciones desistió.

Después de pasar gran parte de su trayectoria en el Real Madrid, el 11 julio de 2015 alcanzó un acuerdo para desvincularse del Real Madrid y fichar por el Oporto, con el que ha conquistado en cuatro temporadas la Liga 2017-18 y la Supercopa de Portugal 2018.

El 1 de mayo de 2019 sufrió un infarto durante un entrenamiento, por lo que fue sometido a un cateterismo y la colocación de un stent. El 15 de julio anunció que concluía su carrera como portero para entrar en el equipo directivo del Oporto, en el que aún le quedaba un año de contrato, con el cometido de ser intermediario entre jugadores, entrenador y dirección deportiva.

En el equipo portugués jugó 156 partidos, en los que recibió 116 goles y mantuvo la portería imbatida en 74 partidos.

Iker Casillas ha sido reconocido como embajador de la Fundación del Real Madrid (2007), la primera Medalla de Oro del Ayuntamiento de Móstoles (2008), del que es hijo predilecto (2010), la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo (2010), la medalla de oro de la Comunidad de Madrid (2013) o la Gran Cruz de la Orden al Mérito Deportivo (2015).

Colabora en campañas solidarias como la de la ONG Plan de protección de la infancia y desde 2011 es embajador de buena voluntad del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El «apagafuegos»

Durante su trayectoria deportiva, Casillas, además de ser considerado como uno de los mejores guardametas del mundo, también ha sido una persona de hacer ‘piña’.

A través del fútbol tendió puentes. Unió voluntades. Su amistad con el futbolista catalán del FC Barcelona como Xavi, apagó fuegos, echó agua al barullo y desde el liderazgo compartido, que define Vicente del Bosque, con el propio Xavi, Puyol y Fernando Torres, construyeron fuerte bloque que dio el primer Mundial a la selección española.

Nada más conocerse el anuncio de Casillas, el mundo del fútbol ha alabado la figura del exguardameta. Por ejemplo, Gianluigi Buffon, portero de la Juventus y amigo del madrileño, le ha agradecido por haberle empujado a perseguir la perfección.

«Dicen que la competición nos hace mejores que los demás, pero nunca perfectos para nosotros mismos. Quizás esta fútil búsqueda de la perfección es lo que nos ha convertido en lo que somos. Gracias Iker. Sin ti, todo habría tenido menos importancia», ha escrito Buffon en sus redes sociales.

El Real Madrid, el club al que perteneció durante 25 años, ha transmitido su «reconocimiento, su admiración y su cariño» a Iker Casillas, y le ha considerado «el mejor portero de la historia del club y del fútbol español» después de haber tenido que abandonar el club blanco casi de malas maneras cuando Jose Mourinho era entrenador del equipo.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, ha abierto las puertas del club a un regreso inminente de Iker Casillas. Has asegurado que es «uno de los grandes símbolos» del conjunto madridista y que el club «es y será siempre su casa».