Julián Sanz vuelve a la competición dos años después

El ultrafondista alavés, recuperado de una grave lesión sufrida en febrero de 2019, participará en la Race Around Austria el próximo 12 de agosto. Puntuable para la Copa del Mundo de ultrafondo, Sanz correrá la versión Challenge, de 560 kilómetros y 6.500 metros de desnivel, en la modalidad sin soporte: la única asistencia técnica es en el kilómetro 330.

NAIZ|04/08/2020
Sanz
Julián Sanz vuelve a la competición la próxima semana en Austria (J. SANZ)

El ultrafondista alavés Julián Sanz volverá a la competición el próximo ‪12 de agosto‬ en la Race Around Austria, puntuable para la Copa del Mundo de ultrafondo.

La última competición de Julián Sanz fue en octubre de 2018 en el Campeonato del Mundo de 24 horas que se desarrolla en Borrego Springs (California). El alavés decidió entonces aparcar las competiciones porque «habíamos terminado un ciclo y estaba convencido de que así era, que me seguiría enganchando a las brevet o simplemente disfrutar del ciclismo».

Pero en febrero de 2019, Sanz sufrió una fractura de fémur y trocante de la cadera izquierda cuando entrenaba: «Mi única preocupación era recuperarme de la fractura ya que no tenía objetivos; sin embargo, ese proceso de convalecencia disparó las ganas de subirme a la bici en lugar de quitármelas y empecé con el objetivo de volver a salir en bici con mis hijas y luego motivado por ayudar a Jonathan Llorente en las 24 horas de Cheste, apenas cinco meses después de la fractura. Y he terminado volviendo a entrar en procesos de entrenamiento con un objetivo de competición, decidiendo participar en una prueba en la modalidad sin soporte ya que en realidad era mi primera idea si volvía».

Se trata de la Race Around Austria en su versión Challenge, de 560 kilómetros y 6.500 metros de desnivel y con la característica de realizarse sin soporte –la única asistencia técnica es en el kilómetro 330– y que se organiza de forma paralela a la competición con soporte. La competición forma parte de la Copa del Mundo de la especialidad aunque este año, como en todas las disciplinas, el número de carreras se ha reducido considerablemente y también dispone de las categorías por equipos a relevos‬.

Para esta competición, el material que Julián Sanz utilizará será una Trek Madone SLR, siendo lo más destacable la integración de un manillar de crono y una posición orientada a ser lo más aerodinámico posible; unas bielas Rotor Inspider aero; y destaca igualmente la bolsa característica de autosuficiencia en la barra horizontal, completamente integrada.

La mezcla entre rendimiento y larga distancia, y además con la característica de tener que ser autosuficiente durante 560 kilómetros, hace que el material, por ejemplo, focos y batería extra, así como la alimentación, irá medido al detalle para optimizar el peso total.