Celebraciones de la batalla de Orreaga (778) mirando al futuro, en Ibañeta y en Pasai Donibane

Un nuevo 15 de agosto, la batalla de Orreaga en que los vascones derrotaron al ejército de Carlomagno ha sido evocada como referencia, en Ibañeta por Orreaga Fundazioa y en Donibane Pasaia por Orreaga Taldea.

NAIZ|15/08/2020
Orreaga
Acto en Ibañeta, el lugar de la batalla. (Orreaga Fundazioa)

A pesar de la pandemia y de que este año apenas se había promovido convocatoria, dos centenares de personas se han reunido este mediodia en Orreaga junto al monumento que recuerda la victoria de los vascones sobre el ejército de Carlomagno, «gesto que supuso a la postre la creacion del Reino de Pamplona, precursor del Reino de Nabarra».

Tras el aurresku y ofrenda floral por los caídos por la libertad de Nafarroa, los participantes han subido a Ibañeta, donde los presidentes de Etxabarrengoa Kultur Elkartea y Orreaga Fundazioa han leído el manifiesto de la jornada.

El mensaje ha incidido en que se está consiguiendo «dar la vuelta» al relato histórico impuesto «por lo que nos conquistaron hace ya 500 años». Aunque no falten iniciativas que intentan distorsionarla como la actual «Vía Carlomagno» que intenta presentar a este como «un creador de la unidad europea» al unificar territorios «gracias al poderío militar. Miente que algo queda», replican.

Han añadido también el recordatorio de que en 2021 se cumplirán 500 años de la batalla de Noain, intento de recuperación de la independencia navarra en el que se estima que perdieron la vida en torno a 5.000 navarros. «Así como en 2012 le dimos la vuelta a la historia de la ‘incorporación’ de Nabarra al reino de Castilla, este año que viene nos toca trabajar para rescatar del olvido esa batalla», han anticipado.

Askatasunaren Eguna en Pasai Donibane

También con 778 como referencia, Pasai Donibane ha acogida la celebración de un nuevo Askatasunaren Eguna, promovido por Orreaga Taldea bajo el lema ‘Herria batu, nafar Estatua indartu, euskaldunon lurraldea askatu’. La imagen es de Juan Carlos Ruiz (FOKU).

 

Tras recordar qué supuso aquella batalla en la historia vasca, el acto ha recordado que «nosotros también tenemos un Estado, aunque esté secuestrado; el Estado navarro al nunca hemos renunciado. No podemos abandonar ese activo». Y han animado a «construir nuestras propias instituciones» para «fortalecer nuestro Estado».

«La resistencia de este pueblo nunca ha cesado, hemos llegado hasta aquí gracias a esos eslabones. La lucha por lograr la libertad nacional y la supervivencia de los pueblos son una misma cosa, son la lucha por la dignidad humana y los derechos individuales», indicaba el manifiesto de la jornada.