El Congreso español aprueba reformar la Ley Mordaza

El Congreso español ha aprobado la toma en consideración de la proposición de ley presentada por el PNV para iniciar los trabajos para modificar la Ley Mordaza. Solo PP y Vox se han posicionado en contra.

Martxelo DÍAZ|29/09/2020
Congreso
Vista del Pleno del Congreso. (@Congreso_Es)

El PP y Vox han sido los dos únicos grupos del Congreso español que han votado en contra de la toma en consideración de la proposición de ley presentada por el PNV para proceder a la modificación de la Ley Mordaza. La aprobación de la proposición abre un proceso de debate sobre la modificación de la ley.

El diputado del PP Jaime Mateu ha recurrido a la existencia de «un Gobierno socialcomunista que tiene ministros comunistas que defienden a Venezuela» y a la existencia de la covid-19 para defender la vigencia de la Ley Mordaza. Mateu ha mostrado una fotografía en la que parecía verse a un policía siendo pateado en el suelo.

A juicio de Mateu, la Ley Mordaza ha sido «un valladar para la protecció de la seguridad» y los recursos de inconstitucionalidad presentados contra esta norma fueron «para desgastar al Gobierno del PP». Ha acusado a los grupos que se oponen a esta ley de «mentir a la ciudadanía» ya que, según ha señalado, no se ha eliminado el derecho de manifestación ni se han producido «cacheos masivos».

Por ello, ha considerado que es necesario mantener la Ley Mordaza, «ya que es un instrumento fundamental para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado». 

En la defensa de la proposición de modificación de la ley, Mikel Legarda (PNV) ha destacado que la norma fue aprobada en medio de un clima de controversia política y social, por lo que ha sido polémica e impopular desde el principio. En este sentido, ha recordado que la ley ha sido cuestionada por organizaciones internacionales, abogados, el Defensor del Pueblo. Asimismo, ha recordado que en la pasada legislatura se avanzó en el consenso para modificar este ley, pero que la suspensión de la Cámara impidió sacarla adelante.

En nombre de EH Bildu, Jon Iñarritu ha defendido la derogación, pero ha valorado positivamente la proposición de reforma para abrir el debate. «Ante una movilización en Vallecas, los vallecanos cobran, pero los cayetanos no. Una pelea de bar en Altsasu es terrorisimo, pero no en Gijón o Sevilla», ha destacado para ejemplificar el grado de arbitrariedad y discrecionalidad con el que actúan los fuerzas policiales en el Estado español. Junto a ello, ha denunciado que el Gobierno de Pedro Sánchez ha aplicado esta norma con más frecuencia que el PP. Ha concluido su intervención recordando al president catalán Quim Torra.

La CUP ha anunciado que se abstendrá en la votación porque defiende la derogación de la Ley Mordaza, que la diputada Mireia Vehí ha ubicado en la persecución del derecho a la protesta y ha destacado también que a pesar de que este Gobierno prometió derogar la norma, la ha aplicado con frecuencia. En relación a Catalunya, ha reclamado amnistía y autodeterminación.

Miriam Nogueras (Junts per Catalunya) ha lanzado duras críticas a los jueces del Tribunal Supremo, recordando a los presos del «procés» condenados por delitos de sedición y malversación. «Encerradas deberían estar las togas que pudren su país cada vez que actúan», ha dicho Nogueras antes de proclamar que la «única solución es la independencia».

Íñigo Errejón (Más País) se ha mostrado también a favor de la derogación y ha anunciado su voto a favor de la proposición.

El diputado del PSOE David Serrada ha reprochado al PP su seguidismo respecto a Vox, ya que en la anterior legislatura estaba dispuesto a modificar la ley.