0 commentaires

El gran teatro

Lo de ayer en el Congreso de los Diputados español (observen la ausencia de referencias a las mujeres diputadas) se asemeja al Gran Circo. Ese en el que todos y todas conocen el truco del mago, las trampas de la funambulista y hasta los chistes del cómico.

Todas y todos los intervientes sabían que el PP está pringado de corrupción hasta las cachas. Y también buena parte de quienes les afeaban el mangoneo. No nos engañemos.

Y quienes quisieron engañar a la audiencia con frases mal construidas, que sonaran a crítica pero sin demanda de responsabilidades, los artistas de la cuerda y del birlibirloque, sólo pretendían pasar el examen sin que nadie se diera cuenta de que lo suyo, también es suspenso.

¿Cuanto falta para irnos de ahí?

/