0 commentaires

Entender


Todas las mañanas en Info7 irratia

La detención de cuatro independentistas vascos a los que los gobiernos español, frances y el autonómico de la Comunidad Autónoma Vasca atribuyen altas responsabilidades en ETA, ha desatado la euforia en las fuerzas del nacionalismo español, las políticas y las mediáticas. Y así vuelve el fantasma de la liquidación definitiva de una organización, Euskadi Ta Askatasuna, que ha sufrido miles de detenciones a lo largo de su historia, incluida una docena, al menos, de sus equipos dirigentes.

El entusiasmo de Fernández Díaz o el cantar paternalista del portavoz Josu Erkoreka no se pueden entender sin la cosmética de la propaganda. Porque hoy en día quien quiera saber, sabe que ETA decidió hace años abandonar la lucha armada; que está en proceso de desarme después de haber desmantelado sus estructuras militares y que lo que, en realidad, dificulta un proceso de desarme monitorizado por agentes internacionales de reconocido prestigio, es la desaforada actividad policial a ambos lados de la muga.

Se entiende la alegría del que medita y reza en el Valle de los Caídos. A fin de cuentas es el Ministro del Interior español. Resulta difícil entender al portavoz del Lehendakari Urkullu.

/