0 commentaires

Justicia y no venganza


Todas las mañanas en Info7 irratia

Quien conozca a Tasio Erkizia -y en Euskal Herria son miles y miles de personas- sabe bien de su talla humana, capacidad de entrega y sentido de la ética.

Por eso sabe que cuando pide justicia y no venganza, a pesar de la gravedad de los hechos que denuncia, hace grande la causa que persigue la jueza argentina María Servini contra los crímenes del franquismo.

Es triste que tenga que ser en Argentina donde se sustancie una causa contra el genocidio que no encuentra acomodo en los tribunales españoles. Pero más triste aún que el alcalde de Bilbo evite, de forma falta de dignidad, mentar a quien fuera teniente de alcalde de esa corporación en sustitución de Santi Brouard.

A Santi lo mataron y a Tasio lo dejaron al borde de la muerte en el potro de la tortura. Por eso no se entiende la actitud cicatera de un alcalde, el de Bilbao, que pretende maquillar la historia.

Sin verdad no hay remedo de justicia que valga.

/