1 commentaire

Levántese España

Escribo desde la emoción. Las imágenes de la multitud que rodeaban anoche la comisaría de Via Laietana en Barcelona traían a la memoria aquel aciago día de agosto de 1975 en que en aquel preciso lugar empezaron las sesiones de tortura en las que reventaron a palos a Txiki y a Wilson. Y de la Via Laietana a la cárcel Modelo. Y de allí al claro del bosque de Cernayola. Al fusilamiento.

Ayer la multitud se enfrentó a quienes representan a esa España que sólo vive cuando reprime, cuando dispara, y en Euskal Herria muchas y muchos vibramos con la emoción que nace de la solidaridad, de la hermandad.

En Via Laietana dieron látigo a los nuestros y a miles de catalanes, pero ayer el pueblo los rodeó. Y el Gobierno de España sintió el aliento en la nuca de un pueblo que respira, que se sabe vivo y capaz de regir su destino.

Dijo Pep Guardiola, desde territorio seguro, que España debe sentarse a dialogar. Admiro a Guardiola por su compromiso, pero para que España se siente, es preciso que se levante de su postración, que ya es histórica.

Via Laietana es un símbolo.

/