0 commentaires

Sólo creen en la fuerza


Todas las mañanas en Info7 irratia

La democracia a la española, esa que el recordado José Bergamín descalificaba como guardiaciviluna y chocolatuna, resulta grotesca cuando se desnuda.

Ahora pretenden enjuiciar -y condenar- a la presidenta del Parlament de Catalunya por no haber impedido una votación. Como si en los parlamentos se pudiera hacer otra cosa que debatir y votar.

Las artimañas y ficciones jurídicas que pueda armar la Fiscalía General del Estado -español, por supuesto- para tratar de frenar a la desesperada la marcha del proceso catalán sólo acreditan su fe ciega en la fuerza bruta y su incapacidad de entender y comprender la realidad.

En Catalunya han decidido que van a decidir sobre su futuro y ahí no hay fiscales, inhabilitaciones ni amenazas que valgan.

Bueno, les queda su recurso de siempre: que saquen tanques.

/