0 commentaires

¿Sólo una paradoja?


Todas las mañanas en Info7 irratia

A nadie se le oculta que la vida es la suma de diarias paradojas.

Y la paradoja de las paradojas es la que le ha tocado a Arnaldo Otegi, preso y acusado de violencia por buscar la paz.

Más aún. Ayer supimos que la Junta Electoral le ha nombrado presidente de mesa en las próximas elecciones legislativas españolas. Y le ha destinado, además, en una mesa de Arrasate. Será porque se apellida Mondragón en segundo término el político de Elgoibar con residencia actual en la cárcel de Logroño... cosas del sistema español.

La paradoja no pasaría de anécdota -de mal gusto pero anécdota al fin y al cabo- si no fuera porque hoy mismo se decide en el Tribunal Constitucional el recurso en el que se demanda su inmediata puesta en libertad. ¿Será que la Junta Electoral conoce ya el fallo?

En cualquier caso, un augur romano de tiempo de los césares haría una interesante lectura de la anécdota. Porque, constaten, los rectores de la democracia a la española ya han nombrado Presidente a Otegi. De una mesa electoral, es cierto, pero Presidente.

No ha de pasar mucho tiempo para que las vascas y vascos decidamos si lo nombramos presidente de todos.

/