1 commentaire

El nuevo Bilbao amplía fronteras y llega hasta Donostia

La calle Carlos I, una de las principales entradas y salidas de Donostia, se encuentra de obras desde hace un par de meses. La noticia, más bien anécdota, está en que este martes los vecinos se han topado con unas nuevas vallas. O al menos nadie se había percatado de ellas hasta hoy, y resulta extraño habida cuenta de que hay dos modelos, unas con el lema «Bilbao ondo» y otras con el lema «Bilbao berria».

Una vez colgada la imagen en las redes sociales, el cachondeo ha sido generalizado. Alguno ha visto en ello la mano del PNV y su «invasión vizcaina», mientras que del otro lado de la A-8 se ha ofrecido otro tipo de material urbano, ante las aparentes carencias de los giputxis. «Por vallas va a ser», que se suele decir.

El reguero de pólvora ha llegado hasta uno de los nuevos responsables municipales, que ha informado de que ya ha dado orden de cambiar las vallas, o al menos quitarles los emblemas. No vaya a ser que alguno se lo tome demasiado en serio. Al fin y al cabo, si esto llega a ocurrir hace unos meses, con el anterior Gobierno local, es muy probable que el asunto hubiera llenado páginas y tertulias de las llamadas serias en prensa, radio y televisión.

/