0 commentaires

Hitler ante la inauguración de la estación de Donostia

Los y las donostiarras llevan desde 1973 reclamando una nueva estación de autobuses y el aplazamiento de su apertura fue la gota que colmó el vaso hasta del mismísimo Hitler, como bien se puede ver en este video que navega por las redes sociales.

Tras despedir a los peones de obra, los choferes y a los votantes de Bildu, Hitler estalla en el vídeo contra la gestión de la capital guipuzcoana: «estas putas mierdas no las hace ni el PP. Ya nos jodieron con la estación de Zarautz y ahora un búnquer de estación que no se puede ni inaugurar».

Después de lamentar que es imposible ir de una capital vasca a otra sin parecer que estás en el “conquis”, Hitler amenaza con empadronarse en Albacete.

Parece que la nueva estación abrirá sus puertas el 6 de febrero, pero seguro que no será el último capítulo de este culebrón.

/