0 commentaires

El momento de bajar los precios de las entradas y de los abonos

El domingo se juega en San Mamés un duelo entre Athletic y Real Sociedad ante el que el colectivo de peñas blanquiazules denunció la negativa del club rojiblanco a acceder a poner precios populares a las entradas para todos los derbis vascos, a lo que sí habrían accedido Real, Osasuna, Alavés y Eibar.
Los abonados de la Real han tenido que pagar 45 y 50 euros por cada entrada para el derbi, con lo que el gasto para una pareja que se desplace desde Donostia con el coste de gasolina, autopista, comida y lo que puede consumir en bares supera los 200 euros para un partido que no es una cita única como una final, sino que se juega todos los años.
Hace ahora un año, cuando se produce un incremento en los ingresos espectacular para todos los equipos por el nuevo reparto del dinero de las televisiones, el diario El Mundo publicó un informe que concluía que la Liga española presentaba los segundos precios medios de las entradas más caros, con 70 euros, del mundo, solo superada por la Premier inglesa (74), donde todo es mucho más caro. También lo es en Alemania, pero la entrada media para un partido de la Bundesliga costaba menos de la mitad (31,70) y los abonos más económicos de todos los clubes permiten ver los encuentros por diez euros.
La Real es uno de los clubes que tiene precios de abonos más bajos y el peor de Anoeta, en los fondos bajos en los que se ve el fútbol muy mal por las pistas de atletismo y por su poca altura, cuesta 240 euros y, si no hay días de club, cada partido viene a costar 12,6. Un abono en la parte central, que es donde están la mayor parte de las localidades de Anoeta, cuestan entre 517 y 597 euros, entre 27 y 31 euros por partido. En San Mamés el abono más económico cuesta 400 euros y la media de las tribunas supera los 700.
La calidad de las 53.000 localidades del nuevo campo y el mayor número de habitantes de Bizkaia posibilitó que en sus dos primeras temporadas la asistencia media a los partidos de San Mamés Barria superara el 90%, pero el año pasado bajó al 81%.
En Anoeta, con sus 32.500 localidades, se ha bajado de asistencias medias superiores al 80% tras la vuelta a Primera a estar por debajo del 70% la pasada y a quedarse en un 59% en los cuatro primeros partidos de esta temporada,con 19.185 espectadores de media cuando el Consejo intenta remodelar el estadio para tener 42.300 localidades.
Real y Athletic tienen una situación económica idílica por el gran aumento en los derechos televisivos y por el dinero recaudado por la marcha de Javi Martinez, Ander Herrera, Bravo, Griezmann y el superávit entre lo ingresado por la venta y lo pagado por el regreso de Illarramendi.
Los horarios que marcan las televisiones son un handicap que influye en el descenso de asistencia a los campos de Primera y la mejor manera de combatir esa tendencia es reconsiderar los horarios, pero también bajar el precio de las entradas y de los abonos. Si hasta ahora han sido los socios y abonados los que han ayudado al club, es el momento de corresponder a los aficionados que viven una crisis estructural y un descenso en su poder adquisitivo. Alemania demuestra que con precios y abonos más baratos y con mejores horarios los campos se llenan y ésa es la línea a seguir.

/
derniers posts
derniers commentaires