0 commentaires

Quiero ser socio de un continental profesional vasco

El Euskadi Basque Country Murias Taldea ha lanzado una campaña de captación de socios para apoyar un equipo continental profesional vasco y yo asumo la necesidad de que todos los que queremos que ese objetivo sea una realidad apoyemos económicamente ese proyecto.

Así nació el equipo de la Fundación Euskadi en 1994 que tantas satisfacciones y oportunidades a los jóvenes dio con su desarrollo, con una campaña de captación de socios, y de manera muy modesta comenzó a competir en las mejores carreras.

Hoy en día el ciclismo no tiene nada que ver con el de entonces y con una captación de socios que aportan 50 euros anuales no se puede aspirar a la segunda categoría ciclista. Lo que necesita el Euskadi Murias, o la Fundación Euskadi, es la misma voluntad política que permitió crecer el equipo naranja con un apoyo de 2,7 millones de euros anuales de las instituciones y con la entrada de Euskaltel como patrocinador con una aportación incluso mayor.

El PNV en bloque acudió a la presentación del Euskadi Murias en Bilbo para escenificar que ahora en el ciclismo apoya a Jon Odriozola y no a Miguel Madariaga y, por desgracia, esta parte de Euskal Herria funciona así. Todo depende de lo que en cada momento quieran los señores del Partido que durante décadas han manejado miles de millones de euros de presupuestos públicos en todas las instituciones que gobiernan.

Son válidos los grupos de trabajo que lideran Jon Odriozola y Miguel Madariaga, pero aquí el que manda manda por desgracia y hay que apoyar al que apoye al PNV, aunque también habrá que pedir a ese equipo que apoye al otro porque tener un continental profesional y otro continental o amateur con calendario continental que forme a los ciclistas para ese equipo de categoría superior es el escenario ideal para un ciclismo vasco que no puede seguir como hasta ahora.

En poco más de un año han dejado la bicicleta tres de los jóvenes vascos más prometedores –Iosu Angoitia, Xabier San Sebastián e Imanol Estévez– porque a pesar de que la Fundación Euskadi y el Euskadi Murias lo hacen lo mejor que pueden, no tienen motivación, porque no ven un futuro claro que compense los sacrificios que requiere ser ciclista.

Porque el objetivo de un joven no puede ser correr en un continental a cambio de 400-700 euros al mes que no llegan para los gastos que requiere un mundo del ciclismo en el que si no haces entrenamientos en altura no puedes no ya competir, ni tan siquiera seguir el ritmo de los World Tour en las pocas carreras en las que puedes coincidir.

Y un continental tiene que dejarse el presupuesto en conseguir un calendario y en los viajes y los hoteles que asume con desplazamientos en coche a mil kilómetros la víspera para correr carreras de un día que no se adecúan a las características de sus corredores. El ciclismo vasco necesita un equipo profesional continental para que los corredores puedan vivir lo que han descubierto, por ejemplo, Alex Aranburu o Jon Irisarri en esta Itzulia y la desmotivación no sea cada vez mayor entre los jóvenes en un deporte que exige más sacrificios que ningún otro.

La Fundación Euskadi decidió en su día que era mejor tener un buen equipo amateur que un continental y entonces cubrió ese espacio el Euskadi Murias en la tercera categoría, pero con una voluntad clara de llegar a la segunda que permite disputar Volta, Itzulia, clásica y Vuelta y da opción a las invitaciones a otras carreras de más nivel, con el Tour como objetivo.

Pero lo importante aquí no es que todos queramos ese equipo continental profesional vasco y estemos dispuestos a apoyarlo económicamente. Sencillamente depende del PNV, de que en todos los presupuestos que maneja saque al menos dos millones de euros que están perfectamente justificados para promocionar el deporte, Euskal Herria como destino turístico, la marca Basque Country, para tener una selección vasca... Para lo que quieran, que para eso son especialistas en manejar el dinero de los demás en base a sus preferencias y justificarlo.

Y eso es lo primero. El PNV tiene que traducir las fotos de la presentación del Euskadi Murias cuanto antes en unos contratos y en una aportación económica. Incluso sería importante que ese compromiso se tradujera ya en el fichaje de Amets Txurruka, el mejor reclamo para cualquier campaña de captación de socios, para cubrir la baja de Imanol Estévez ahora que a finales de mes tenía previsto doblar el equipo entre Asturias y Bretaña.

Y cuando esa voluntad política se traduzca en un equipo profesional continental vasco, yo desde luego voy a ser socio de ese equipo porque el ciclismo necesita que, además de las instituciones, los aficionados también apoyemos a los equipos y a las carreras. Pero lo primero es lo primero. Para ser socio de un equipo profesional continental vasco lo primero es tener unos contratos que garanticen que el año que viene lo vamos a tener.

/
derniers posts
derniers commentaires