0 commentaires

Sin embargo, siguen moviéndose


Trinchera de Intxorta 80 años después del inicio de la guerra civil .

Me encuentro en un día cualquiera de septiembre del 2016 en Intxorta. En las mismas trincheras donde en el 36 se organizó la defensa en contra de los nacionales que avanzaban por Gipuzkoa. En el mismo lugar donde mi aitata Valentín luchó. En el mismo lugar donde el mítico fotoperiodista Chim Seymour sacó su primera foto en el frente vasco dando inicio así al fotoperiodismo de guerra moderno.

Soy un asiduo de este lugar. Vengo a desdoblar el alma cada vez que lo necesito. A ver cicatrices y a dejarlos. A vaciar y llenar mi cuaderno de trabajo que me acompaña siempre allá donde vaya. Un típico Moleskine que se ha convertido en atlas de vivencias, donde no importan ni el día ni el hecho que me haya llevado a ese lugar, donde escribía crónicas que nunca se publicaban.

Eppur si muove es ese cuaderno abierto a vosotros. Un blog atípico en ese sentido donde aparecerán historias que han saltado a mi encuentro y que no tienen cabida en la prensa. Tratarán de explicar la parte no visible de los conflictos, aquello que queda fuera de los focos de la prensa y se queda en la memoria más que las frías estadísticas. Porque aunque pasen los años y las noticias las disuelva el tiempo, esos recuerdos e historias sin embargo, siguen y seguirán moviéndose. Como el que hoy me ha traído aquí. Comparto así con vosotros el inicio de Eppur si muove, en el mismo sitio donde empezaron otras historias, que por mucho que hayan pasado 80 años, que por mucho que hayan intentado borrarlos, ante todo y sin embargo, siguen moviéndose.

/