0 commentaires

Algunos nombres propios de la temporada (III): Liga vs Bundesliga, Premier & Calcio

La Liga sigue liderando el ránking de la UEFA por delante de la Premier, Bundesliga y el Calcio. Se trata de una clasificación realizada en base a los resultados de los clubes de cada federación en las cinco ediciones anteriores de la UEFA Champions League y de la UEFA Europa League. La Liga, con Real Madrid y Atlético en la final de la Champions y el título del Sevilla en la Europa League, ha vuelto a ser la competición que mejores resultados ha obtenido.

-Emery. El primer entrenador vasco que gana un título europeo. La resurrección del Sevila de la mano del hondarribitarra encarna el regreso a los tiempos de vino y gloria para la Liga en cuanto a éxitos deportivos se refiere. Porque en realidad, tras este título y este club, se esconden también la mayoría de los problemas que acechan a los clubes de la Liga que difícilmente consiguen cuadrar las cuentas.

En este caso hay que añadir el encarcelamiento de su anterior presidente, José María Del Nido, condenado por corrupción. Un volcán que apuntaba a entrar en erupción, pero que parece que los que gestionan el fútbol, las leyes y la política van a seguir permitiendo para que no se detenga el circo. Mejor un equipo campeón en ruinas, que conjuntos modestos saneados y sin poder alardear en competiciones internacionales.

El caso del Eibar es paradigmático. A pesar de no tener ninguna deuda debe ampliar el capital para poder seguir compitiendo mientras sus rivales rozan la bancarrota. Así es la locura en la que se vive en el mundo del fútbol.

-Pellegrini. La Premier es a día de hoy el campeonato mejor organizado, competitivo e igualitario en cuanto a repartos de ingresos por televisión se refiere. Liverpool, Manchester City y Chelsea han estado peleando por el título hasta las últimas jornadas y al inicio del campeonato otros equipos como Manchester United, Arsenal y Tottenham también aspiraban a ganarlo. Al final el equipo dirigido por Manuel Pellegrini ha salido victorioso en una temporada en la que también se ha llevado la Copa de la liga. Dos títulos en su estreno no está nada mal para un gran entrenador, quizá minusvalorado en la Liga, y ninguneado en el Real Madrid.

El otro gran vencedor de la temporada ha sido Wenger. El técnico francés ha terminado con la sequía del Arsenal ganando la Copa tras nueve años sin títulos.

Mourinho con el Chelsea y, sobre todo, David Moyes en el Manchester United, han sido los principales fracasos. El primero porque solo le vale el resultado y no ha ganado nada, aunque ha confeccionado un equipo competitivo. Por su parte, Moyes aspiraba a ser el nuevo Ferguson y no ha podido ni acabar la temporada. El año que viene llega Van Gaal y contará con 150 millones de libras para comprar jugadores y volver a ser uno de los mejores equipos del mundo.

-Guardiola. El repaso que le dio el Real Madrid en las semifinales quedará marcado en la memoria de los futboleros. Sin embargo, el Bayern ha arrasado en la Bundesliga, ha ganado la Copa y también el Mundial de clubes y la Supercopa europea. En una temporada ha cambiado el estilo de juego del equipo y, por mucho que se critique, la posesión del balón sigue siendo el camino más efectivo para ganar un partido. Guardiola es uno de los mejores entrenadores del mundo y sus variaciones tácticas y planteamientos siguen sorprendiendo y llamando la atención. La reconversión de Lahm del lateral derecho al medio centro es otras de sus aportaciones.

En cuanto a la situación de la Bundesliga, el poderío económico del Bayern dificulta la competitivad ya que ficha a todos los jugadores que destacan en los rivales. Lewandowski es el último en dejar el Borussia para recalar en Múnich.

-Llorente. El exjugador del Athletic se marchó a la Juventus para ganar títulos y lo ha conseguido en su primer año. Al principio de temporada recibió críticas por su escaso rendimiento, pero poco a poco fue entrando en el equipo y marcando goles. La Juventus ha ganado el Calcio, pero ha fracasado en Europa quedando en evidencia el deterioro del fútbol italiano. En la Champions quedó tercero en la fase de grupos y en la Europa League cayó en semifinales ante el Benfica cuando soñaba con ganar el título en su estadio. La liga portuguesa está a punto de superar a los equipos italianos en el ránking UEFA.

Tras ser la mejor competición en los noventa, el Calcio no es capaz de controlar la corrupción, el escándalo de las apuestas ni a grupos ultras a los que vinculan con la mafia. Los incidentes de la final de Copa entre Napoles y Fiorentina son surrealistas. Heridos de bala antes del partido, el capitán del Napoles Hamsik negocia con el líder de los ultras la celebración del partido. Todo ante la mirada del primer ministro Matteo Renzi, seguidor de la Fiorentina, y que se encontraba en el palco con el presidente de la federación italiana sin que ninguno hiciera nada.

/