Kepa BEREZIARTUA | 1949-2014

Un hombre que presidió el renacer político de una formación histórica

Ion SALGADO|07/01/2014 00:00
P011_f02_68397
Kepa Bereziartua

Como presidente de EAE-ANV, participó habitualmente en los homenajes tributados a los gudaris en la cima del monte Albertia. Además, en 2007 asistió a la reinaguración del monolito erigido en honor y recuerdo a los gudaris en Aritxulegi.

Comenzó como un militante de base en Ezkerraldea y llegó a convertirse en el presidente de EAE-ANV. Kepa Bereziartua vivió el regreso de esta formación a la primera línea de la escena política vasca y vio cómo, en setiembre de 2008, fue ilegalizada por el Tribunal Supremo español. «En 1939 nos ilegalizó el gobierno fascista con unos argumentos que en el tiempo son los mismos que utiliza ahora un gobierno socialista para hacer los mismo», comentó en una entrevista concedida a GARA.

Bereziartua, que falleció ayer en un hospital de Gasteiz, comenzó a militar en EAE-ANV tras la caída de la dictadura fascista, formó parte de la Mesa Nacional de HB en los años 90 y llegó a la Presidencia de ANV en 2002. Su designación al frente de este partido, fundado en 1930, se produjo en un momento convulso, marcado en gran medida por las ilegalizaciones de HB y Euskal Herritarrok. Tal vez por aquel entonces no imaginaba que su partido correría la misma suerte.

Sin embargo, antes de que Baltasar Garzón y el Gobierno español pusieran en marcha su enésima operación contra la izquierda abertzale, EAE-ANV vivió, con Bereziartua al frente, su renacer político. Con las listas de Batasuna y ASB fuera de juego, en 2007 ANV se convirtió en la marca electoral de referencia para decenas de miles de personas en Hego Euskal Herria.

Poco antes de las elecciones locales y forales, celebradas en mayo de 2007, anunció que su partido llenaría las urnas de votos abertzales y socialistas. Y lo logró pese a las trabas impuestas por el Estado, obteniendo 180.000 votos y más de 430 concejales. Este resultado fue un hito para la formación ekintzale, que un año después tuvo que hacer frente a las medidas de excepción de Madrid.

«Lo único que ha hecho EAE-ANV es presentarse a las elecciones municipales, que es legal, que no se ha hecho nada raro, ni hemos colaborado con nadie. Simplemente nos hemos presentado a las elecciones municipales con un programa independentista y de izquierda. Y, a raíz de ello, se desata la caja de Pandora y nos dicen que somos de todo», declaró tras conocer la ilegalización decretada por el Tribunal Supremo a instancias del Gobierno español.

Este hecho se sumó a su imputación por «colaboración con ETA-Batasuna». Una decisión tomada por el juez Baltasar Garzón en febrero de 2008, cinco meses antes de la ilegalización de EAE-ANV, que supuso el embargo de todos sus bienes. Cabe señalar que el proceso judicial contra Kepa Bereziartua, que también afecta a sus compañeros Antxon Gómez y Alazne Arozena, aún no ha comenzado.