04/08/2015

EEUU prevé permitir ataques aéreos en Siria, incluso contra tropas de Al-Assad

EEUU autorizará ataques aéreos para apoyar a los grupos de insurgentes que entrena en Siria, frente al ISIS, pero también frente al Ejército sirio, según revelaron funcionarios estadounidenses a “Wall Street Journal”. Rusia advirtió contra la medida y pidió apoyo para Al-Assad.

GARA|washington
0804_mun_kurdos

El Gobierno de EEUU ha decidido permitir ataques aéreos para defender de cualquier ataque a los rebeldes sirios entrenados por el Ejército estadounidense, incluso si vienen de fuerzas leales al presidente sirio, Bashar Al Assad. La decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, que podría profundizar en el papel de EEUU en el conflicto de Siria, tiene como objetivo proteger a un grupo de combatientes sirios armados y entrenados por Washington para combatir a los milicianos del Estado Islámico (ISIS).

Varios funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato al diario “Wall Street Journal”, aseguran que EEUU realizaría ofensivas aéreas para apoyar sus y para repeler cualquier ataque. Las Fuerzas Armadas estadounidenses comenzaron el programa en mayo con el objetivo de entrenar hasta 5.400 milicianos cada año, aunque las cifras reales han quedado muy por debajo. Ayer este grupo, conocido como División 30, se tuvo que retirar de su base de Azaz, ante el ataque del Frente Al Nosra, y refugiarse en la provincia kurda de Afrin, bajo protección de las milicias kurdas de las YPG.

El Gobierno ruso advirtió de que la decisión de EEUU de bombardear a tropas sirias «conducirá a una situación de la que pueden aprovecharse los terroristas » .«Unas autoridades (sirias) debilitadas simplemente perderán su capacidad de hacer frente a la subsiguiente propagación del ISIS», recalcó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin. El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, insistió desde Doha que los bombardeos aéreos contra tropas de Al Assad «socavará la lucha antiterrorista». Además, a su juicio, los ataques contra posiciones yihadistas en Siria e Irak «no son suficientes» y pidió apoyar militarmente a los ejércitos de ambos países. En una conferencia de prensa con su homólogo catarí, Jaled al Atiya, Lavrov hizo un llamamiento a formar un frente internacional en Oriente Medio, que incluya a Bashar al Assad. Aseguró que el peligro principal es el ISIS y el Frente al Nosra (Al Qaeda). Al Atiya rebatió que es el propio régimen sirio el que está bombardeando a los civiles en Siria.

Sobre el terreno al menos 17 personas murieron y 70 resultaron heridas por los bombardeos del Ejército sirio y la caída de un avión de guerra en un mercado en Ariha, provincia de Idleb.

Erdogan mantendrá la ofensiva contra el PKK

Dos semanas después del atentado yihadista de Suruç, que desencadenó la escalada de ataques y represalias entre el Estado turco y la guerrilla del PKK, las posibilidades de retomar el diálogo iniciado en 2012 son cada vez más lejanas. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, insistió ayer en su determinación de seguir la ofensiva contra el PKK. «Turquía llevará a cabo operaciones militares tanto tiempo como crea necesario», señaló Erdogan. El pasado domingo, un ataque suicida contra una gendarmería mató a dos soldados e hirió a 31, si bien la guerrilla kurda cifró en más de 50 las bajas militares en represalia por la muerte de civiles en los bombardeos contra las localidades en la retaguardia del PKK. Ayer la guerrilla llevó a cabo nuevas operaciones contra un hospital militar y un convoy de militares. Mientras, el partido de Erdogan, el AKP, sigue las conversaciones con el CHP para formar gobierno, pero cada vez se acercan más al fracaso que, según medios turcos y el propio CHP, es lo que buscaría Erdogan con la ofensiva militar, para convocar nuevas elecciones. GARA