12/09/2018

Balones al pie, no en largo

El tercer equipo que menos centros en profundidad envía desde su campo al ataque rival; con Kuko eran del 24%, con Berizzo el 13%.

Joseba VIVANCO
0912_kir_athletic

«Cuanto más rápida va la pelota, más rápida vuelve», defendía Juanma Lillo, como si de un aforismo futbolístico se tratara. «Si la gente no se toma tiempo para jugar es difícil que el equipo coja alturas idóneas para someter al contrario. Con un desarrollo rápido del juego, cuando das un pase de primeras hay un regreso de segundas... Y a toda castaña. Hay que pasar el balón cuando toca, y a donde toca y en el momento que toca. De lo contrario, cuanto antes va la pelota, antes vuelve, pero con un añadido: cuando va, la pelota va sola, pero cuando vuelve acostumbra a regresar con ellos, con los rivales», se explayaba en dicha idea abrazada por Pep Guardiola el técnico tolosarra. El Athletic de Eduardo Berizzo, a diferencia de lo que sucedía con Kuko Ziganda, está interiorizando esta idea. Solo lleva dos jornadas disputadas en Liga, pero el dato canta: es el equipo que menos balones en largo manda desde su propio campo a los últimos treinta metros de la parcela rival, después del Barcelona y Real Madrid.

Así es. Son solo dos partidos, jugados ambos en casa, pero parece claro que la propuesta futbolística del argentino pasa más por el control y pase en corto de la pelota pero con fluidez, que por los envíos en largo. Quizá haya influido también la ausencia con respecto a la última temporada de Aymeric Laporte, con sus habituales desplazamientos en diagonal, quizá que tampoco su sustituto en ese mismo juego en largo, Iñigo Martínez, aún se haya estrenado, pero lo cierto es que el cambio apunta más a que sea una tendencia que a algo excepcional.

La pasada campaña, el 24,3% de los centros enviados por el Athletic desde su propio campo al último tercio del terreno contrario lo fueron en largo; este curso, en cambio, a expensas de que se vaya confirmando este nuevo registro, es del 13,53%, según los datos aportados por @FutbolAvanzado.

La variación es bastante sustancial y podemos observar cómo mientras equipos como el bilbaino, el Valencia, el Villarreal, Atlético o el Espanyol están apostando también por no jugar tanto en largo hacia el ataque, otros, han cambiado diametralmente. Resulta llamativo el caso de la Real Sociedad. Mientras que con Eusebio Sacristán esos centros en profundidad fueron el 14,6%, la llegada de Asier Garitano ha supuesto que en estos tres primeros partidos ligueros estemos hablando de que la mitad de los balones, el 50%, a esos últimos 30 metros sean en largo. También el Sevilla parece apostar por un juego de ataque más directo. Por lo que respecta a Barça y Real Madrid, mantienen porcentajes similares a la temporada pasada.

Eduardo Berizzo quiere que su equipo controle el partido, domine la pelota y verticalize sus pases pero jugando entre líneas, enviando pases al compañero que reciba en condiciones para poder generar peligro. Desea que sus hombres estén en contacto con la pelota y aprovechen para profundizar, como diría Lillo, «cuando toca, a donde toca y en el momento que toca».

Dani, detrás de Kroos y Rakitic

Ante el Leganés, los rojiblancos dieron 580 pases, por 296 de los ‘pepineros’, con un porcentaje de acierto de aquellos dados en campo contrario del 78%, por 59% de su rival; frente al Huesca fueron 510 pases contra los 339 de los aragoneses, y un 75,5% de acierto en terreno del contrario. Si echamos un vistaso a las estadísticas de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), el Athletic, con un encuentro menos, ha generado más pases que siete equipos, entre ellos la Real Sociedad. Si nos ceñimos solo a las dos primeras jornadas de campeonato, tan solo Madrid, Barcelona y Betis hicieron más pases que los jugadores bilbainos.

Si individualizamos estos registros, Dani García es el hombre que más pases ha generado en el conjunto rojiblanco, así como el décimo jugador de toda la Liga si nos atenemos a las dos primeras jornadas, solo superado por otros dos centrocampistas como son Kroos y Rakitic. Casi a la par de pases que el excapitán armero está Yeray, mientras que Iker Muniain aparece como el tercer león más participativo y a nivel de la Liga –hasta la segunda fecha– el atacante con más pases tras el rayista Trejo y Messi. En el Athletic, tras Dani, Yeray e Iker aparecen Yuri y De Marcos como los más participativos con el balón.

70 años del primer gol del «9» rojiblanco

12 de setiembre de 1948. El Athletic le endosaba un contundente 7-2 al Valladolid, marcador que repetiría dos meses más tarde ante el Sabadell. Aquella tarde en el viejo San Mamés, Telmo Zarra firmaría tres goles, tres de los 335 que marcó en 354 partidos oficiales. Pero aquella fecha, hoy hace 70 años, se produjo un hecho inédito. Según cuenta @sietecallero, aquellos tantos nada trascendentes en su carrera goleadora los anotó portando por primera vez el ‘9’ a la espalda y es que el Athletic estrenaba dorsales en las camisetas medio siglo después de su nacimiento. Aquel histórico día, los leones formaron con 1. Molinuevo, 2. Bertol, 3. Miguel Gainza, 4. Canito (debutaba), 5. Barrenetxea, 6. Mugarra, 7. Iriondo, 8. Panizo, 9 Zarra, 10. Arrieta y 11. ‘Piru’ Gainza. Un número ‘9’ que heredaría Eneko Arieta, su hermano Anton... hasta llegar al ‘9’ que por primera vez luce este año Iñaki Williams, que tomó el testigo a Kike Sola, este a Llorente, y este a Ezquerro y él a Ziganda. En 1995, con ‘Kuko’, los dorsales pasaron a ser fijos.J.V.