12/06/2019

La OIT busca estrategias claras para el «trabajo decente»

En el año de su centenario, la Organización Internacional del Trabajo abrió el lunes su asamblea general en Ginebra. Entre otros temas, se abordará el impacto de la robótica y la inteligencia artificial. Y también se presentará una declaración contra el acoso laboral.

GARA|GINEBRA
0612_eko_ginebra

De esta asamblea anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se celebra en la ciudad suiza de Ginebra, se espera que surjan orientaciones claras para evitar que el futuro de trabajadoras y trabajadores sea dictado por robots o por la inteligencia artificial.

«La gente necesita sentir que recupera el control de sus vidas (…). El futuro del trabajo no está predeterminado y no será decidido por robots, ni por la inteligencia artificial», resaltó el director general de la OIT, Guy Ryder, el lunes, en la inauguración de las reuniones, en las que participan 5.000 delegadas y delegados de gobiernos, sindicatos y organizaciones que representan a los empleadores.

Ryder incidió en que la credibilidad de la OIT depende de que todos los participantes llamados a tomar decisiones entiendan que no se pueden seguir abordando los temas como en el pasado y que es momento de proponer a los gobiernos estrategias claras para que den a los trabajadores las respuestas que esperan.

La «justicia social», desde la perspectiva del acceso al «trabajo decente», es la base de la misión de la OIT y también el lema que se destaca en esta asamblea, cuyos trabajos se prolongarán hasta el 21 de junio.

Como comentó la agencia Efe, las expectativas se centran en dos puntos de la agenda de las dos semanas de reuniones: los debates con vistas a la adopción de una convención internacional contra la violencia y el acoso en el trabajo, y las negociaciones de una declaración sobre el centenario de la organización.

Ryder recalcó la importancia del primer punto y señaló que, adoptando esa convención, «esta conferencia luchará contra los abusos que ofenden los principios básicos de la decencia de las personas». Advirtió de que, de lo contrario, el prestigio de la organización se verá afectado, adelantándose a debates que prometen ser intensos en vista de que hay varios desacuerdos por superar.

El sector de los empleadores desea una definición concreta y limitada de lo que constituyen conductas de violencia y de acoso en el trabajo, y espera que se aclaren aspectos sobre el alcance temporal y geográfico de una situación de acoso, como la responsabilidad que tendrían o no en caso de que ése ocurriese entre colegas pero fuera del lugar de trabajo.

Declaración del centenario

Por otra parte, la declaración del centenario de la OIT busca ser una hoja de ruta para abordar los profundos y acelerados cambios que ya están ocurriendo en el mundo del trabajo, orientando a los gobiernos sobre cómo tienen que actuar.

«Si vemos la situación actual, los resultados electorales, los movimientos sociales y las preocupaciones de la gente, las raíces de todo esto se hallan en gran medida en lo que ocurre en el mundo del empleo y en la insatisfacción que esto provoca en la gente», dijo días atrás Ryder.