25/08/2019

Indígenas de la Amazonía piden la destitución de Jair Bolsonaro

Los incendios que están arrasando la Amazonía, los más graves de los últimos años en Brasil, donde los expertos los vinculan a la deforestación del considerado el pulmón del planeta, han renovado la alerta internacional y han llevado a los indígenas de la región a reclamar, además de aumentar la presión internacional, la salida del ultraderechista Jair Bolsonaro del poder «lo más rápido posible». Le consideran el responsable de la actual situación.

GARA|río de janeiro
0825_mun_rondonia

El líder indígena Raoni Metuktire pidió la ayuda de la comunidad internacional para «hacer partir lo más rápido posible» al presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, al que responsabiliza por los incendios que se están multiplicando en la selva amazónica.

«Pienso que el presidente de Francia y otras fuerzas internacionales pueden presionar para que el pueblo y el Congreso hagan partir a Bolsonaro», señaló el viernes Raoni Metuktire al hilo de las manifestaciones de Emmanuel Macron, que anunció su intención de llevar la cuestión a la cumbre del G7 que arrancó anoche en Biarritz. Un anunció que, según Bolsonaro, denota una «mentalidad colonialista»

El cacique kayapo de 89 años, que lucha por los derechos de los pueblos indígenas, pidió, en declaraciones a AFP, «ayuda externa, una movilización general para extinguir estos incendios, no podemos dejar que se queme todo así».

«Es un desastre lo que [Bolsonaro] nos está haciendo», denunció Raoni Metuktire, en alusión a la postura del presidente ultraderechista que defiende el desarrollo de la agricultura y la minería en reservas indígenas y ambientales de la Amazonía, la selva tropical más grande del planeta, asolada por graves incendios, provocados principalmente por una deforestación que se acelera y ha aumentado en los últimos meses.

Para Raoni Metuktire, la postura de Bolsonaro incita a los agricultores a quemar los bosques para extender sus cultivos, así como a los madereros y los buscadores de oro.

«Si no salvamos lo que queda, tendremos incendios aún más grandes y será el planeta el que arda. Esto es solo el principio», advirtió Raoni Metuktire, que en mayo inició una larga gira por Europa en apoyo a su lucha.

Alrededor de 700 nuevos focos se declararon el jueves, según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), que cifró en 76.720 los incendios forestales en Brasil desde enero hasta el 22 de agosto, un 85% más que en el mismo periodo del año pasado. El 52,6% ocurren en la región amazónica.

En la misma línea de Metuktire, organizaciones sociales brasileñas señalaron la responsabilidad del mandatario en el avance de las llamas. Su decisión de minimizar la supervisión de las quemas y reducir las sanciones junto a los recortes presupuestarios en áreas destinadas a controlar la deforestación serían responsables del avance de los incendios, según las ONG.

Una «bobería»

Bolsonaro autorizó el viernes la movilización del Ejército para combatir las llamas, ante la fuerte presión internacional.

En una entrevista con el diario “Estadao” sobre las propuestas de convertir la Amazonía en patrimonio de la Humanidad por ser el «pulmón» del planeta, el ministro brasileño de Medio Ambiente, Ricardo Salles, criticó la movilización de diferentes líderes mundiales y calificó de «bobería» decir que «el Amazonas pertenece a la Humanidad».

«El Amazonas no es el pulmón del mundo. Eso ya se ha dicho y está reconocido. La Amazonía tiene su ciclo cerrado. Emite lo que ella misma consume (...). Es un patrimonio brasileño. (…) Nosotros tenemos la soberanía sobre la Amazonía», subrayó.

En ese sentido destacó que es Brasil el que debe «elegir e implementar» un modelo «que tiene que ser viable económicamente y proteger nuestra floresta», remachó.

Personalidades contribuyen a la desinformación

Madonna, Ricky Martin, Cristiano Ronaldo, Novak Djokovic, Leonardo DiCaprio y hasta Emmanuel Macron: muchas personalidades buscaron alertar sobre la situación actual de la Amazonía y los incendios que sufre, pero usando a menudo imágenes antiguas, muy antiguas, o incluso de lugares alejados a la zona que está siendo arrasada por las llamas, alimentando así la desinformación.

Políticos y famosos publicaron mensajes en redes sociales, donde tienen millones de seguidores, pero no siempre mostrando lo que estaba sucediendo. Una búsqueda inversa de la imagen que usó Macron en sus mensajes muestra que es antigua, ya que su autor murió en 2003, pero fue retuiteada por Justin Trudeau y usada también por el actor Leonardo DiCaprio, el piloto Lewis Hamilton, el futbolista Dani Alves y los cantantes Ricky Martin, Ricardo Montaner y Camila Cabello, entre otros.

A su vez, el chileno Sebastián Piñera usó una imagen de 2013 de Novo Progresso (Pará) para alertar sobre los incendios en la Amazonía y ofrecer ayuda a Brasil y Bolivia.

Leonardo DiCaprio publicó también otra foto tomada en la selva amazónica en Perú en 2016, que al momento acumularon más de 6,3 millones de «me gusta» y fue replicada en sus cuentas por Maisie Williams y Jason Momoa. Jaden Smith compartió una foto de 1989 que también utilizaron el tenista Novak Djokovic y Madonna.

Cristiano Ronaldo ni siquiera se molestó en elegir una foto de la selva amazónica.GARA