05/10/2019

Amparo Lasheras
Periodista
Loach versus Urkullu

El director Ken Loach, acaba de presentar en el Festival de Donostia, “Sorry we missed you”, una película sobre la precariedad laboral, escrito desde una mirada crítica al sistema y en defensa de la clase trabajadora. Su presencia en el Zinemaldia ha confirmado que, como dice un amigo mío, Loach, a sus 83 años, continúa siendo un «un tipo grande», como cineasta y como militante de izquierdas.

Y aunque su apoyo incondicional a la huelga de las trabajadoras de las residencias de Gipuzkoa haya pasado de puntillas por las noticias del Festival, su gesto, cargado de reivindicación obrera y feminista, quedará como un sabio testimonio para los que respetan la coherencia y el compromiso de las ideas.

En cambio, las declaraciones del lehendakari, Iñigo Urkullu, en referencia a la huelga de los trabajadores del metal de Bizkaia, responden de manera fiel a la servidumbre del PNV para con los intereses del empresariado vasco. Urkullu no ha dudado en criticar las reivindicaciones de los obreros y defender a la patronal como si fuera un obediente portavoz de la FVEM, eso sí, ha estado coreado por tertulianos, periodistas y ciudadanos afines que consideran la huelga una molestia social y no un derecho. «Son monótonos –escribió Alfonso Sastre– dicen siempre lo mismo y todos por igual». Por eso, Ken Loach, es un «tipo grande», porque se aleja de la servidumbre y la monotonía del capitalismo mediocre.