10/10/2019

Pioneros de las baterías de iones de litio ganan el Nobel de Química
GARA|ESTOCOLMO

El Nobel de Química premió el desarrollo de la batería de iones de litio, usada en teléfonos móviles, ordenadores portátiles o vehículos eléctricos, y que ha dado acceso a una revolución tecnológica. El alemán John B. Goodenough, el británico Stanley Whittingham y el japonés Akira Yoshino sentaron las bases de una sociedad «inalámbrica y libre de combustibles fósiles», destacó en su fallo la Real Academia de las Ciencias sueca.

Con las baterías de iones de litio «hemos tenido acceso a una revolución tecnológica», resaltó la miembro de la Real Academia de Ciencias Sueca Sara Snogerup Linse, quien durante su exposición habló en inglés y en una versión simplificada de lengua de signos.

El Nobel ha reconocido un invento que más de media humanidad lleva en el bolsillo o tiene en su casa y que Olof Ramströn, también de la Academia de Ciencias, calificó de «brillante».

«Podemos ver un efecto enorme y sustancial en la sociedad gracias a esta fantástica batería», agregó Ramströn, quien destacó su capacidad de recargarse a partir de fuentes limpias como la solar o la eólica, lo que las hace aptas para la economía sostenible.

Los nuevos nobel realizaron «importantes descubrimientos» por separado, pero todos ellos juntos fueron los que dieron lugar a la actual batería de iones de litio, que «en cierto sentido ha servido para hacer el mundo recargable».

Los tres investigadores se dividirán a partes iguales los nueve millones de coronas suecas (912.000 euros) con que están dotados los premios este año.

Hoy se dará a conocer el Nobel de Literatura y mañana el de la Paz.