08/11/2019

Presentan Zaldunborda Gelditu, el colectivo que quiere parar el mega-outlet

El macro-outlet de Zaldunborda ocuparía un terreno de 100.000 metros cuadrados y albergaría un centenar de tiendas, una gasolinera y un parking de 1.800 plazas. Representantes del colectivo se mostraron preocupados por los efectos medioambientales del proyecto.

GARA|hondarribia
1108_eko_zaldunborda

Trabajadoras y trabajadores del sector de la hostelería, comerciantes, grupos ecologistas y vecinos y vecinas de Hondarribia e Irun presentaron ayer, frente del Ayuntamiento de Hondarribia, la plataforma Zaldunborda Gelditu, mediante una comparecencia ante la prensa.

Preocupadas por el efecto que tendrá el macro-outlet que el Ayuntamiento planea construir en la zona de Gaintxurizketa –a mitad de camino entre los cascos urbanos de Errenteria, Hondarribia e Irun–, representantes del colectivo explicaron que están trabajando para paralizar definitivamente el proyecto.

«Tendrá consecuencias sociales, económicos y medioambientales. Es insoportable. Amenaza el modo de vida del pueblo, impulsará el transporte no sostenible y creará empleos precarios», subrayaron durante la rueda de prensa.

Está previsto que el complejo comercial ocupe en total un espacio de 100.000 metros cuadrados, de los cuales 29.000 se destinarán a ubicar más de un centenar de tiendas, varios bares y una gasolinera.

El Ayuntamiento de Hondarribia aceptó el proyecto el 26 de junio, justo un día antes de que el Gobierno de Lakua pusiera en vigor la ley para limitar la construcción de centros comerciales que ocupen más de 2.500 metros cuadrados.

María Carrere, una de las portavoces de la plataforma, afirmó que el Ayuntamiento agilizó los trámites para que el proyecto no fuera ilegal, hecho que el propio alcalde, Jokin Sagarzazu, admitió la semana pasada.

Fuerte oposición

Alrededor de 60 personas han mostrado ya su apoyo de forma individual a la nueva plataforma y también están en contacto con plataformas sociales de otras zonas. «El epicentro de este terremoto es aquí, pero el efecto del mismo será mucho mayor», advirtieron.

Esas consecuencias serán «absurdas e ilimitadas». Señalaron que, aunque el complejo genere empleo –2.000 puestos de trabajo y cinco millones de clientes, según el Ayuntamiento– obligará a cerrar a los pequeños comercios de Hondarribia e, inevitablemente, se perderán puestos de trabajo. Además, los empleos que creará el macro-outlet serán «precarios».

Se mostraron preocupadas, asimismo, por el efecto que tendrá el complejo sobre el medio ambiente. Afirmaron que aumentarán las emisiones de CO2 a causa del tráfico y recordaron que Zaldunborda forma parte de una zona de relevancia ecológica, ya que está en el área que enlaza los parques naturales de Aiako Harria y Jaizkibel.

También el Parlamento de Gasteiz ha pedido al Ayuntamiento que abandone el proyecto, moción que se aprobó en el pleno monográfico sobre la situación del comercio en la CAV que celebró el Parlamento de Gasteiz la semana pasada.

La Diputación de Gipuzkoa manifestó, igualmente, su desacuerdo con el complejo, así como lo han hecho los grupos de oposición del Ayuntamiento de Hondarribia, donde gobierna el PNV, y todos los del Ayuntamiento de Irun, incluido el PNV.

Según el proyecto, el complejo tendrá una gran avenida con un centenar de tiendas a los lados. Si no se consigue paralizarlo, estará listo para 2021.

EMPLEO


El Ayuntamiento de Hondarribia espera que el mega-outlet genere 2.000 empleos y cinco millones de clientes. Zaldunborda Gelditu considera, no obstante, que esos empleos serían «precarios» y que los pequeños comerciantes perderían sus trabajos.