09/11/2019

El PNV se postula como «un seguro de vida de política tranquila»
Nerea GOTI|BILBO
1109_eg_pnv

El PNV cerró ayer la campaña electoral con un mitin multitudinario en el Arenal bilbaino, ante una audiencia entregada a un mensaje final centrado en la fiabilidad del partido, «con las cosas de casa bien guardadas», y en la movilización del voto jeltzale agitando una y otra vez la amenaza de ilegalización lanzada por Vox. Tras una insistente equiparación de partido y defensa de la agenda vasca, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, llamó a la militancia a «una movilización como nunca, o sea, como siempre» para conseguir «todos los votos posibles» y enviar a Aitor Esteban y su equipo a Madrid «con maleta pequeña», y para «ir, coger y volver a casa».

Con el público entregado a su discurso, cargado de sorna, durante el que sacó (al estilo Rivera) el playmobil de la Legión y la cabra, enumeró Ortuzar las «preocupaciones», en referencia al blanqueo de la ultraderecha por parte de las formaciones españolas, el hecho de que PP y Ciudadanos caminen «por el borde de los mínimos democráticos», o la incapacidad de PSOE y Unidas Podemos para llegar a un acuerdo. Destacó que el «alivio» es que vascos y vascas «tienen, por lo menos aquí, una alternativa poderosa, seria, fiable, con fundamento».

Molesto con la visita del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a Bilbo y su petición de voto «prestado», le recordó que el voto es «personal e intransferible» y que el voto «se gana, como hace el PNV». Tras preguntarse si Iglesias pide el voto para ir a unas terceras elecciones o quizá «para ser ministro», destacó que «aquí, votar PNV es un seguro de vida política tranquila, seria, fiable, con estabilidad, con las cosas de casa bien guardadas», enfatizó el líder jelkide, pidiendo el voto al PNV para darles también «en el morro» al «quinteto de la parálisis».

A por el séptimo diputado

Con 6 diputados y 9 senadores tras los resultados de las últimas elecciones, «vamos a por el siete,», destacó Ortuzar, en referencia al séptimo diputado que espera conseguir en Bizkaia, Jon Aiartza. «Es difícil pero está ahí, lo podemos tocar con las manos», manifestó, para reclamar «un esfuerzo».

El cabeza de lista al Congreso por Bizkaia, Aitor Esteban, volvió a presentarse como patrón de una tripulación que viajará a Madrid «a defendernos desde la primera línea de la ola de recentralización». El de Zeberio defendió su trabajo en Madrid en defensa de la industria vasca, el sistema de formación profesional o para modificar la Lomce, y destacó que su equipo tiene que ir a Madrid «a asegurar la viabilidad del sistema público de pensiones, «como ya hicimos». «Sí, el pequeño PNV, solo, consiguiendo la subida de las pensiones con el IPC y aún más las de viudedad».

Urkullu y la ralentización

El lehendakari Iñigo Urkullu, que intervino entre Esteban y Ortuzar, lanzando un extenso discurso, centró su mensaje en la lucha frente a la ralentización económica que situó como la «prioridad» de las instituciones «de aquí» frente al «silencio» en España. Tras ensalzar que «quien vota al PNV sabe a dónde va a ir su voto», destacó que su partido es también garantía de «crecimiento sólido, responsable, moderno, solidario y transparente».

 

Declaraciones

«Nosotros no les tenemos miedo. Nos van a tener en frente, no nos van a achantar y no van a poder con nosotros»

ANDONI ORTUZAR

Presidente del EBB

 

«La garantía política para Euskadi es Partido Nacionalista Vasco, garantía de rigor y trabajo, de seriedad y colaboración»

IÑIGO URKULLU

Lehendakari de la CAV