12/11/2013

El paro en las oficinas de Lanbide superó ayer el 70%, según ELA y LAB

Tras el paro de una hora hace unos días, ayer ELA y LAB cerraron las oficinas de Lanbide durante toda la jornada para protestar contra los recortes de personal previstos, lo que conlleva una peor atención pública. Ambos sindicatos situaron el seguimiento por encima del 70%.

J.B.
P024_f02

ELA y LAB calificaron ayer de «muy positiva» la jornada de paro en Lanbide. Según los datos que ofrecieron a mediodía, «muchas» oficinas permanecieron cerradas en los tres territorios y adelantaron que el seguimiento de la jornada de huelga fue «superior al 70%».

Ambas centrales denunciaron que «la dirección de Lanbide intentó reducir la influencia de la huelga, anulando citas con los usuarios y reforzando para ello la plantilla que tienen subcontratada para la atención telefónica». Las dos centrales sindicales entienden que el paro de una hora de los días atrás y el paro de una jornada completa ayer «tiene que hacer recapacitar a los responsables del Gobierno de Gasteiz en esta escalada de recortes de derechos y de empleos del Servicio Vasco de Empleo, tan necesario para miles de ciudadanos vascos».

En la jornada de ayer, se realizó una concentración en los servicios centrales de Txagorritxu y a continuación una manifestación hasta Lakua con unos 500 trabajadores. Al final de la manifestación hubo un rifirafe con la Ertzantza que impidió que la lectura final se realizara en la acera de la calle Donostia, justo a la entrada de la sede del Gobierno de Gasteiz. Les obligaron a ir al otro lado de la calle.

El escrito recoge las demandas de la plantilla de Lanbide y ese documento se hizo llegar al consejero de Empleo y Políticas Sociales, a la dirección de Lanbide y de Función Pública.

ELA y LAB recordaron ayer en Gasteiz que seguirán «en lucha hasta que haya una negociación real».

Demandas

Los trabajadores de Lanbide exigen, entre otras reivindicaciones, que se negocie la relación de puestos y se retire la propuesta de hace unas semanas porque incluye destrucción de empleo, además de otros problemas graves para la plantilla.

ELA y LAB advierten de que esa relación de puestos de trabajo supone la pérdida de más de 200 trabajadores «necesarios para la gestión de la Renta de Garantía de Ingresos». También añade «más opacidad respecto al modelo de gestión de la Renta de Garantía de Ingresos, porque desconocemos quién y cómo va a gestionar». Y, entre otras carencias, «consolida un número insuficiente de puestos para ofrecer un servicio de calidad a la ciudadanía» y se mantienen los servicios privatizados.

 

Negociación. Las centrales sindicales convocantes de la huelga de una jornada aseguraron que seguirán «en la lucha hasta que no se produzca «una negociación real».